20.7 C
Buenos Aires
miércoles, abril 14, 2021
InicioDestacadosPASO: más dudas que definiciones

PASO: más dudas que definiciones

Distintos actores políticos debaten si las PASO deben o no realizarse y en ese caso que pasará también en las provincias

Pasó enero y febrero avanza rápidamente sin definiciones claras y posiciones que ayuden a tener ideas claras sobre lo que puede pasar, o no, con las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la República Argentina.

Nada está claro, hay confusión tanto en el oficialismo como en la oposición. A nadie parece importarles del todo la situación de la pandemia y comenzó la especulación con los tiempos y las posibilidades de tal o cual de tener más votantes a favor o en contra.

Oficialmente el gobierno no se anima a dar la discusión política con el resto de los partidos políticos, y en parte tiene que ver con que sabe que no importa qué definición tome Cambiemos y otros sectores opositores estarán en contra. Por su parte la oposición, atomizada, también tiene indefiniciones entre los que sí quieren las PASO porque les da más posibilidades a los sectores más chicos de participar y los que quieren que se eliminen por este año, o incluso para siempre.

En algunas provincias la discusión comenzó más o menos formalmente y, por ejemplo, el gobierno de Santa Fe (Justicialista) convocó a la cúpula de la UCR a discutir el tema. El peronismo busca unificar el calendario electoral con el de la nación y así poder traccionar junto con el gobierno nacional. Tras la reunión, la UCR no emitió declaraciones contundentes y de hecho el partido está centrado, hoy por hoy, en definirse a sí mismo. La confusión que tienen los actores es absoluta y no saben si sumarse al Frente Progresista (Centro Izquierda) o ir con Cambiemos (Derecha).

La caída de la imagen del gobierno de Omar Perotti, y la fuerte disputa política que tiene contra los legisladores de su propio partido político, también acelera definiciones para evitar que se separe, aún más, la tropa oficialista.

//   Docentes porteños y bonaerenses paran y exigen la suspensión de las clases

Otras provincias también comenzaron con la discusión aunque no formalmente y sin fotos. Tampoco se notan acuerdos entre los que son del mismo partido político y la incertidumbre atraviesa de punta a punta a cada estado provincial.

Respecto de la postura a nivel nacional, el gobierno analizaba la posibilidad de suspender las PASO pero el ala más dura del kirchnerismo se niega aduciendo que no se puede modificar un calendario electoral a tan poco tiempo del acto comicial y que sería cambiar las reglas de juego.

//   Oposición a Gerardo Morales pide dejar sin efecto adelantamiento de elecciones en Jujuy

Ante esta situación interna que enfrenta Alberto Fernández y su “mesa chica” se puso sobre la mesa la posibilidad de atrasar el calendario electoral hacia septiembre (PASO) y noviembre (Generales) dando así tiempo a que avance la vacunación y disminuyan los riesgos de la pandemia. Además, este atraso del calendario electoral podría darles un respiro en lo económico, ya que las perspectivas de todos los sectores es que la economía comience a funcionar hacia mediados de año y podría notarse también en el bolsillo de los ciudadanos.

Ante esta situación Cambiemos ya pone el grito en el cielo y manda a sus operadores (políticos y mediáticos) a disparar contra lo que consideran “una manipulación”, por parte del oficialismo, del calendario electoral.

Lo cierto y lo concreto es que a 6 de febrero nadie sabe que pasará con las elecciones, y las negociaciones, tanto internas como externas, están recién comenzando y pueden extenderse incluso hasta después del mes de marzo.

¿La Pandemia jugará un rol importante? Ninguno de los que hoy debate las fechas de las elecciones está realmente pensando en eso.

Te puede interesar

Más noticias