20.2 C
Buenos Aires
jueves, abril 15, 2021
InicioDestacadosGuzmán pide menos gasto a los gobernadores

Guzmán pide menos gasto a los gobernadores

El ministro de Economía salió de gira por las provincias, sabe que tendrá que ponerle un cepo al rojo fiscal. Además, internas porteñas al rojo vivo. Las alimenticias e industrias bonaerenses en pie de guerra contra los cortes de rutas

#Cordoba te espera

Mirando la pos pandemia, para lo que aún falta un largo trecho, el ministro de Economía, Martin Guzmán, salió de gira por las provincias. Lo acompaña el titular de Interior, Wado De Pedro, quien apadrinó formalmente en el Gabinete este road show pero en realidad es el mismísimo presidente, Alberto Fernández, quien busca concentrar en el titular de Hacienda los misiles reactivadores de la economía 2021. En definitiva, Guzmán es hoy uno de los pocos integrantes del Gabinete que puede esgrimir una “buena noticia” para el primer año de Gobierno fuera de la agenda impuesta por el coronavirus: haber cerrado el acuerdo con los bonistas privados que evitó una nueva caída en default de la Argentina.

El ministro ya pasó, barbijo en boca y litros de alcohol en gel, por varios distritos: Neuquén, Entre Ríos, Chaco y La Pampa y también pasó por Mar del Plata pata tener un termómetro de la temporada turística. En sus reuniones con funcionarios, empresarios y académicos, Guzmán tiene ejes troncales en común: habla de sostenibilidad fiscal, de tranquilizar la economía y tira sogas piadosas para los gobernadores que deberán refinanciar sus deudas. Guzmán apuesta a una reforma tributaria y eso, dicen fuentes cercanas a esos encuentros, genera mucha esperanza en las provincias que reclaman una coparticipación distinta. Para el ministro habría terreno político para avanzar con impuestos más justos y equitativos entre Nación y Provincias. Pero eso sólo llegaría con reactivación económica y menos gasto. Aunque el ministro logre cerrar un acuerdo con el FMI que patee hacia adelante los pagos del stand by negociado por el gobierno anterior sabe que más temprano que tarde deberá ponerle un cepo a gasto público, a lo mejor un año electoral no es el mejor pero es lo que vendrá inexorablemente y por eso le pide a los gobernadores que aprieten el cinturón. Gobernadores que, por otro lado, van en esa dirección al reclamar, según ellos mismos sostienen, que se suspendan las PASO por la crisis económica y la pandemia. Las cuentas 2020 arrojaron un déficit fiscal de 6% del PBI pero el rojo cuasi fiscal fue cercano al 8,5%. Y eso le pone presión al gasto 2021.

En ese contexto de dar señales de menor gasto público como reclama el FMI y los mercados el Presidente este jueves disertará en el Foro de Davos. Ese foro acaba de dar a conocer un documento en el que sobre 16 países consideró que la Argentina tendrá la peor caída de todos en su PBI por el impacto de la pandemia. Davos será la misma vidriera internacional en la que el año pasado, antes de que el coronavirus aterrizara en la Argentina, representó al Gobierno el hoy ex timonel de YPF, Guillermo Nielsen. Ya entonces Nielsen había advertido la voluntad del Gobierno de pagar la deuda pero también la necesidad de crecer para poder hacerlo. Después de una semana con muchos guiños internacionales, seguramente el Presidente irá en la misma dirección. Alberto Fernández, se comunicó con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, tras la asunción del flamante presidente Joe Biden en los Estados Unidos y viajó a Chile, en el que de hecho fue su primer viaje como mandatario debido a las limitaciones de agenda que le impuso la pandemia y firmó una batería de acuerdos que van desde cuestiones sanitarias hasta fronterizas y la posibilidad de un encuentro binacional de ministros si la pandemia lo permite antes de junio próximo. Chile posee 60 acuerdos comerciales firmados con otros países y bloques regionales que podrían abrir una puerta al Pacífico para muchos productos argentinos.

//   Frederic dijo que el objetivo de las fuerzas es "lograr el control efectivo de las medidas"
//   Santa Fe no aplicará nuevas restricciones por el momento

Podría decirse que todo esto apuntaría a “tranquilizar la economía” como esgrime Guzmán en sus visitas presidenciales y en la previa de un año electoral. Sin embargo, hay cuestiones del día a día que siguen trabando la recuperación. Por ejemplo los cortes de rutas realizados por Transportistas Unidos Auto convocados en la industria alimenticia y las industrias bonaerenses y que generó una carta conjunta de Copal y la UIPBA (UIA bonaerense) enviada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el lunes en la que señalaron” la gran preocupación que genera entre nuestros socios la interrupción de la circulación del trasporte de materias primas e insumos y distribución de alimentos y bebidas, debido a cortes de ruta que se están llevando adelante en diferentes regiones del país”. Sostienen que pone en riesgo la continuidad de la producción y del empleo en muchas plantas porque no llegan las materias primas a tiempo. Fuentes empresariales sostuvieron que los auto convocados, que no tienen personería jurídica, además permiten con estas medidas de fuerza que circulen sólo el 10% del flujo de camiones que se requieren diariamente. Conflictos de este tipo se dieron en otras provincias como Salta con la industria autopartistas y cerealeras que no podía llegar a los puertos y la gobernación debió intervenir con una resolución provincial y judicial.

Te puede interesar

últimas noticias