19.7 C
Buenos Aires
jueves, abril 15, 2021
InicioDestacadosHistórica visita del Papa Francisco en Irak

Histórica visita del Papa Francisco en Irak

Un vuelo emblemático COVID free en donde todos los acompañantes del Papa fueron vacunados para realizar el viaje más significativo y difícil de su pontificado. La visita se considera de alto riesgo

Francisco en su encuentro con Sistani

La histórica visita del Papa Francisco en Irak es la numero 33º de su Pontificado. Un viaje de cuatro días en una tierra que ha vivido años violentos, guerras y numerosos atentados.

El viaje pastoral por las ciudades de Bagdad, Mosul, Erbil, Najaf y Qaraqosh es el primero después de quince meses debido a la pandemia, en un país donde el cristianismo está peligrosamente cerca de la extinción y representa una pequeña comunidad de fieles en las “periferias” del planeta.

El sacerdote argentino, Marcelo Singh dijo que “El viaje apostólico del Papa Francisco a Irak es un signo de esperanza y fraternidad”. “Esperanza particularmente para los cristianos en una tierra cargada de violencia, dolor y adversidad. Fraternidad construyendo puentes, diálogo y reconciliación entre cristianos y musulmanes, todos herederos de un legado espiritual milenario”, explicó Singh refriéndose a Irak.

Marcelo Singh

Marcelo Singh, es un párroco argentino, que conoce mucho Irak por su descendencia iraquí. Se ordenó como sacerdote en Salta pero desde hace cuatro años vive en Italia y es presbítero en Roma, en la histórica Iglesia Nacional Argentina “Santa María Dolorosa”.

En diálogo con Opinión Frontal, Singh -de 37 años- contó que “Como nieto de iraquíes siento una profunda emoción, pues conozco de cerca las heridas de este pueblo, y con este significativo viaje el Papa lleva sanación y anima a todos los cristianos de Oriente”. 

Recorrido de la visita

El jefe de los 1.300 millones de católicos del mundo, que ha dicho sentirse “enjaulado” en los últimos meses en un Vaticano a cámara lenta por la pandemia fue recibido este viernes en el aeropuerto de Bagdad por el primer ministro Mustafa al Kazemi, a quien estrechó la mano, y por dos niños con trajes tradicionales que le ofrecieron flores.

Durante el recorrido por las calles de la capital iraquí, centenares de personas acudieron a los bordes de las carreteras para poder ver el auto blindado donde viajaba el pontífice argentino en una visita “virtual” que es seguida por televisión.

Este sábado Bergoglio voló a Najaf, en el sur del país, para encontrarse con Ayatollah Sistani. Luego se trasladó a Nassiriya en la llanura de Ur para participar de un encuentro interreligioso. Durante la reunión con los representantes de otras religiones el Papa se refirió al extremismo y a la violencia afirmando que “Los terroristas traicionan la fe”. Esta tarde volverá a Bagdad para presidir la misa en la catedral caldea de “San José”, primera vez para un Pontífice. 

//   Colgó a un perrito del cuello y lo "paseó" desde la ventana

El domingo celebrará misa en el estadio de Erbil, en el Kurdistán, en la que participarán varios miles de fieles que han reservado su lugar con antelación. El programa papal es ambicioso y recorre 1.445 km en un país que, hace solo pocos días, fue golpeado por disparos de cohetes, último episodio de las tensiones irano-estadounidenses que siguen latentes en Irak. 

//   Santi Maratea recaudó los 2 millones de dólares y compraron el medicamento para Emmita

El viaje a Irak es un viejo empeño de Francisco que ya había sido cancelado el año pasado por la pandemia. También fue un sueño de Juan Pablo II que jamás llegó a realizar. Un encuentro pastoral y de acompañamiento a las minorías cristianas de la zona. Pero también con fuertes vínculos emocionales y espirituales con la visita a lugares como la llanura de Ur, en la base del cristianismo, la tierra del profeta Abraham, padre de las tres religiones monoteístas.

Este viaje, sin embargo, fue el más cuestionado de la treintena anterior por los riesgos que el Vaticano y el propio Francisco han decidido correr.

La visita, ha sido calificada no solo de alto riesgo por cuestiones de seguridad, ya que al menos 10.000 personas están encargadas de la seguridad del Papa, sino también por cuestiones sanitarias: desde enero, los casos de covid-19 se han triplicado en el país. Por esta razón toda la comitiva del Papa fue vacunada.

Buscando evangelizar, los viajes del papa Francisco, en sus ocho años de pontificado, se han diferenciado de los de sus antecesores porque no han tenido como destino los grandes centros católicos del mundo (Europa, Sudamérica y regiones de África), sino que ha viajado donde los cristianos son minoría como Tailandia, Emiratos Árabes Unidos, Japón y Corea del Sur.

Ahora era el turno de Irak para Francisco, hogar actual de una minoría cristiana perseguida por grupos radicales. Desde la invasión de EE.UU. a Irak en 2003 y hasta 2019, la comunidad cristiana iraquí se redujo en un 83% debido a las guerras, al desastre económico y al auge del fundamentalismo islámico.

Te puede interesar

Más noticias