22.2 C
Buenos Aires
martes, enero 12, 2021
Inicio Mundo Italia endurece las medidas para frenar el récord de contagios por coronavirus

Italia endurece las medidas para frenar el récord de contagios por coronavirus

Los positivos aumentan y el país quedó dividido en tres zonas: roja, naranja y amarilla. En todo el territorio nacional se dispuso el toque de queda con la prohibición de salir de 22:00 a 5:00. La educación es a distancia

Intentando frenar el récord de contagios en la segunda ola de Covid-19 que ya superó el millón de positivos desde el inicio de la pandemia en la península y hoy registró un número dramático de 623 muertes, el primer ministro italiano Giuseppe Conte, dividió el país en tres zonas, con regiones amarillas, naranjas y rojas, según los indicadores de peligrosidad de circulación del virus.

Además, se dispuso el toque de queda nocturno, entre las 22:00 y las 5:00, para todo el territorio nacional y la obligación de clases a distancia para la educación media, secundaria y universitaria.

En este cuadro de nuevo confinamiento no abren los negocios, restaurantes y bares. Se prohíbe viajar a otras regiones y salir de casa si no es para ir al trabajo, llevar a los niños al colegio o por motivos urgentes o de salud, y se mantienen abiertos los supermercados y negocios esenciales, las fábricas y otras actividades como las farmacias, peluquerías y quioscos, como también las guarderías y colegios sólo para la educación primaria.

Las medidas del nuevo decreto estarán vigentes hasta el próximo 3 de diciembre. De esta manera, las 20 regiones del país se separaron en tres áreas, en base a un criterio de 21 indicadores analizados por el Comité Técnico Científico, para evitar caer en una nueva cuarentena generalizada a nivel nacional debido a los datos alarmantes de la pandemia.

División del territorio

Las regiones de Lombardía, Calabria, Valle de Aosta y Piamonte fueron catalogadas como “zona roja”, lo que significa de alto riesgo de contagio, con el cierre de sus fronteras y la suspensión de las actividades de restauración, entre otras medidas.

Las regiones de Abruzzo, Liguria, Toscana, Basilicata y Umbria se suman a la sureña Apulia y la isla de Sicilia, designadas como “zona naranja” de riesgo medio-alto, mientras que las otras 9 del país, entre ellas Lacio y su capital Roma, entraron en la definición de “zona amarilla”, o de bajo riesgo epidemiológico.

Estado de malestar

Estas nuevas restricciones que causan inevitablemente innumerables pérdidas económicas por el cierre de las persianas de las actividades comerciales, levantaron la ira de los distintos sectores sociales y políticos que cuestionan al ejecutivo esta división con la imposición de confinamiento y cuarentena de la población.

No tardaron en alzar su voz los gobernadores “rojos” de los distintos territorios blindados que se sienten damnificados por las medidas económicas del gobierno nacional, los cuales solicitaron no pagar los impuestos durante este año y la inyección de divisas al tejido productivo que se verá afectado por el cierre de las actividades comerciales.

En medio de esta rabia generalizada por el lockdown, el premier Conte, reiteró este miércoles que busca “evitar una cuarentena total” para hacer frente a la segunda ola de coronavirus y dijo que estudiará alternativas con el objetivo de no dañar “el consumo para Navidad”.

Por otro lado, defendió una vez más su idea de buscar llegar a las fiestas de fin de año con un plan que permita aperturas parciales de los negocios, como forma de no golpear más a una economía que, según el propio Gobierno, caerá al menos el 9% en 2020 por la pandemia.

“Estamos trabajando precisamente para evitar el cierre de todo el territorio nacional. Monitoreamos constantemente el avance de la infección, la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud, y sobre todo confiamos en que pronto veremos los efectos de las medidas restrictivas ya adoptadas”, dijo Conte.

En este contexto crítico de una epidemia que ya no se puede detener y que empeora junto a un sistema hospitalario estresado que ya no resiste el estado de gravedad sanitaria, preocupan los últimos anuncios del Ministerio de Salud, el cual informó hoy que los nuevos positivos llegaron a un número récord de 32.961 personas, con 632 víctimas fatales en las últimas 24 horas, el número más alto desde los 636 del 6 de abril, y que elevan el total desde el inicio de la pandemia a 42.953.

Te puede interesar

Más noticias