26.2 C
Buenos Aires
martes, noviembre 24, 2020
Inicio Opinión Por qué continúan entorpeciendo el control ciudadano

Por qué continúan entorpeciendo el control ciudadano

La cofradía judicial muestra las garras y se esconde de la mirada del ciudadano común

En la página web de la Procuración General de la Corte provincial se subió un formulario para facilitar las denuncias a los fiscales por mal desempeño, entre otros motivos. La iniciativa duró apenas 48 hs y fue descartada producto de la presión ejercida por la corporación judicial, argumentando que de este modo se “facilitaba un mecanismo de intimidación”. Es increíble como la llamada “familia judicial”, al sentirse controlada reacciona en bloque y dispara contra quien se le cruce; cuando al mismo tiempo se siguen creando Fiscalías Temáticas para perseguir a sus auxiliares, los policías, y se habilitan APPs para denunciarlos.

Nos enseñan que la justicia es ciega; pero ¿se controla de la misma forma a los fiscales y a sus auxiliares policías? ¿O se parte del preconcepto de que el fiscal siempre actúa bien y su auxiliar, el policía, es un inoperante o corrupto que necesita un control especial? ¿Acaso los fiscales tienen un status extraordinario  que los exime del control ciudadano, democrático y republicano?

En el año 1998 cambió el Código Procesal Penal de la Provincia, y los señores fiscales tomaron el protagonismo en las investigaciones de las causas para “terminar con la policía corrupta”; pero tampoco podemos desconocer los tantos fiscales denunciados o apartados, ni a los que se sostienen políticamente para no ser desplazados por hechos de corrupción. 

Entonces resulta que, si es válido el argumento de que facilitar la denuncia ciudadana sería una “herramienta de intimidación” y entorpecimiento de las investigaciones; ¿Qué deberían decir los trabajadores uniformados cuando la misma Institución creó una APP para denunciarlos, cuando en cada dependencia es obligatorio se exhiba un teléfono para canalizar denuncias? Mientras tanto, los señores fiscales se resisten a ser observados por una sociedad que sólo busca un trabajo eficiente. ¿Qué quieren esconder?

Cuando como abogados defensores señalamos que la aplicación web para denunciar policías es utilizada por bandas criminales para desplazar a los efectivos que “molestan” en sus zonas de operación, logrando que buenos policías sean sumariados y hasta expulsados de la Fuerza, nadie nos presta atención; pero hace falta apenas una tibia iniciativa para el control ciudadano de los fiscales y transparentar la justicia para que “arda la Troya judicial”. 

Esperemos que esta medida sea revisada y la vara con que se mide sea para todos por igual. Basta de persecución policial e impunidad para los fiscales. Si la sociedad, como corresponde, va a controlar  y denunciar a todos los que hacen mal su trabajo, que sea para todos y no sólo para algunos. Abogo por una equiparación justa  sin “manos negras” que deciden quién sí y quién no. Basta de presiones corporativas que tanto mal le hacen a la república.

Te puede interesar

Audiencias virtuales: una solución a medias

Cristian Novoa, abogado penalista e integrante de Privanza S.A.

La cultura se abre camino

Desde el principio de la cuarentena el sector cultural fue, como muchos otros, solidario y responsable con...

Abuso de menores: “Soy sobreviviente y mi condena es de por vida”

El testimonio de una víctima, indignada por el fallo del caso Próvolo que dejó sin efecto las acusaciones al declarar la prescripción

La osteoporosis también afecta a los hombres

Dra. Diana González, médica especialista en osteoporosis, directora asociada de Mautalen Salud e Investigación

Más noticias