28.1 C
Buenos Aires
lunes, enero 24, 2022
InicioPersonajesCharly García: 70 años, varias vidas, muchos discos y mil historias

Charly García: 70 años, varias vidas, muchos discos y mil historias

Es uno de los mas grandes exponentes de la música argentina y latinoamericana. Su vida y su obra ha estado llena de virtuosismo, genialidad y mucho rock

Charly García es considerado uno de los mejores músicos de la historia. Y como todo estrella, su vida se vio envuelta entre luces y sombras, ya que más allá de su talento descomunal como músico y compositor, su vida lejos de los escenarios fue controversial.

Carlos Alberto García Moreno, nació en una familia de clase alta de Caballito el 23 de octubre de 1951y a muy temprana edad demostró ser un prodigio musical. A los dos años, aprendió a tocar una citarina “de oído” y al poco tiempo descubrió el piano, un instrumento que lo acompañó a lo largo de su vida.

Charly fotografiado por Gaby Herbstein

Lejos de desanimarlo, sus padres –Carmen Moreno y Carlos Jaime García Lange– lo incentivaron para que explotara sus habilidades, que acompañadas por su oído absoluto lo hacían resaltar entre sus pares.

Formación

En una de las crisis económicas que sufrió nuestro país, su padre perdió la mayor parte de sus propiedades y tuvo que salir a trabajar de profesor de Física y Matemática, mientras que su mamá inició su camino como productora del exitoso programa Folklorísimo, que la acercó a grandes artistas del género, como Mercedes Sosa, Eduardo Falú y Ariel Ramírez, a quienes siempre que podía les hablaba del talento de Charly.

Con mucha dedicación, en 1964 se recibió de profesor de piano, teoría y solfeo en el conservatorio Thibaud Piazzini. Y aunque durante gran parte de su vida había elegido la música clásica y se sentía alejado de lo popular, con la aparición de The Beatles, Rolling Stones, Bob Dylan y The Who, entre otros artistas, fue cambiando de parecer. A tal punto que terminó siendo una pieza fundamental del rock en la Argentina.

Sui Generis

Cuando terminaban los años´60, en la escuela secundaria, Charly conoce a Nito Mestre. Juntos forman “Sui Generis” con la que grabaron tres discos: “Vida” (1972), “Confesiones de Invierno” (1973) y “Pequeñas Anécdotas sobre las Instituciones” y se despidieron llenando dos estadios Luna Park, hecho que quedó registrado en la película “Adiós Sui Generis”.

Tras un breve paso por varias formaciones, llegó la hora de otra gran banda, Serú Girán.

Allí, junto a Oscar Moro, Pedro Aznar y David Lebón editaron cinco discos: “Serú Girán” (1978), “La Grasa de las Capitales” (1979), “Bicicleta” (1980), “Peperina” (1981) y “No llores por mí, Argentina” (1982). En esos años estuvo casado con la cantante María Rosa Yorio, con la que tuvo a su hijo Miguel Ángel.

Solista

A la década del ´80, Charly entró en limosina y ya consagrado como músico, compositor y productor. En 1982, se inició como solista grabando míticos discos como “Clics modernos”; “Filosofía barata y zapatos de goma” o “Yendo de la cama a living”.

Años más tarde, cuando el menemismo y los años 90 llegaron, Charly comenzó su etapa mas salvaje. En septiembre de 1994, presentó el álbum “La Hija de la Lágrima” en diez funciones en el Gran Rex.

En esos tiempos llegaron algunos escándalos. Fue tapa de las revistas por bajarse los pantalones en el escenario. Además, en sus giras los acusaban de generar destrozos en hoteles, bares y discotecas de todo el país.

Say No More

El 3 de marzo de 2000 el músico se arrojó desde su habitación en el Hotel Aconcagua de Mendoza. “Esta fue la primera cosa deportiva que realmente disfruté en mi vida”, dijo apenas segundos después de zambullirse.

En 2008, tras protagonizar un episodio dramático causando destrozos dentro un hotel fue internado en el Policlínico de Cuyo, donde se le diagnosticó neumonía. Luego, con orden judicial se trasladó a Charly a un tratamiento ambulatorio en la quinta de Palito Ortega, en la localidad bonaerense de Luján.

Sin dudas, Palito Ortega colaboró en gran medida en la recuperación de Charly quien hoy alejado de las noches salvajes, vive una vida tranquila, junto a “Mecha” su inseparable pareja, componiendo y reflexionando sobre la vida con su aguda y hermosa visión de las cosas.

Te puede interesar

Más noticias