14.8 C
Buenos Aires
martes, junio 18, 2024
InicioPolicialesBrutal crimen de Rocío: por qué lo vinculan a la venta de...

Brutal crimen de Rocío: por qué lo vinculan a la venta de drogas

Un legislador tucumano explicó que la nena vivía en "un barrio donde está metido todo el narcomenudeo de Lules" y muy peligroso para una criatura de 4 años

José Ricardo Ascárate, presidente de la Comisión de Familia de la Legislatura de Tucumán, vinculó el brutal crimen de Rocío Rojas al mundo del narcotráfico, específicamente del “narcomenudeo”, tras ser consultado por su opinión en medios locales. La pequeña de cuatro años había desaparecido el 1 de julio del asentamiento La Chabela, en Lules, y -según aseguró el fiscal de la causa- fue asesinada, carbonizada y sus restos esparcidos en distintos puntos de la localidad.

Es que el parlamentario recibió a representantes de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, y, aunque la reunión estaba planteada para trabajar sobre obstructores de vínculos familiares antes la sentencia de los jueces, le hizo cuestionamientos al organismo sobre la situación en la que se encontraba la menor previo al fatal desenlace.

De ello habló en una entrevista con Los Primeros, en donde introduce su hipótesis de “una venganza narco”, argumentando que tanto la madre como otros familiares de la menor tienen vínculos y causas por comercio de drogas. Explicó que la zona donde fue a vivir Rocío, luego de que la Justicia le otorgara la tenencia a su madrina, es “un barrio donde está metido todo el narcomenudeo de Lules”.

“Una menor que ha sido llevada por una persona que no es de su vínculo familiar, junto con otros dos hermanos, de la casa donde viven y residen con su madre a un barrio donde está metido todo el narcomenudeo de Lules. La madre, que es narcodependiente, tiene también familiares que tienen relaciones y denuncias por contravenciones con estupefacientes. Estoy arriesgando, pero estamos ante una venganza narco”, relató Ascárate, en referencia a la nueva vivienda de la niña de 4 años.

En este punto, el legislador culpó a la Dinayf por un supuesto mal proceder que permitió que la menor y sus hermanos fueran alejados de su madre biológica, quien aparentemente sufre adicciones, y llevada a la guardia de su madrina, Amalia Carolina Graneros, a vivir en un barrio peligroso de la ciudad tucumana.

Abusos y humillación: el calvario de Rocío

Luego de una intensa búsqueda, la peor noticia se hacía realidad. La pequeña Rocío Rojas, de tan solo 4 años, habría sido asesinada y sus restos carbonizados y esparcidos en zonas rurales de la localidad de Lules, Tucumán, según informaron fuentes judiciales. Tres familiares de la nena fueron detenidos y, en las últimas horas, se conoció que la criatura fue víctima de situaciones extremas de abusos, malos tratos y descuidos.

//   Vecino de Lanús mató a un delincuente de 17 años en la puerta de su casa

La nena se encontraba al “cuidado” de su madrina, quien hoy se encuentra imputada como coautora del atroz crimen, al momento de su desaparición ¿Por qué no estaba con sus padres? Según señaló La Gaceta, les habrían quitado la tenencia de la menor porque la golpeaban y maltrataban, sumado a que al menos la madre tendría serios problemas de adicción a las drogas.

Pero, con su nueva familia, el calvario de Rocío estaba lejos de terminar. Iba a ser aún peor. Según confirmaron fuentes judiciales, la madrina, la pareja de esta y su yerno, le daban tratos inhumanos de forma reiterada, siendo la víctima sometida a situaciones de abuso, sometimiento y humillación.

Siguiendo con esto, la principal hipótesis de la causa es que la nena fue torturada hasta la muerte por los acusados, que luego la desmembraron y la prendieron fuego en al menos dos lugares distintos.

Los tres acusados en audiencia

En una audiencia que se realizó este sábado por zoom, fueron imputados Amalia Carolina Graneros (39), la madrina de Rocío; su pareja, Edgardo Hernán Caro (36) y su yerno, Mauro Ortiz (21) por el delito de “homicidio agravado por alevosía, premeditado por el concurso de dos o más personas, criminis causa y femicidio, en calidad de coautores.

“Delito aberrante con pocos precedentes”

Según afirmó el fiscal Bustos, a cargo de la causa, la niña de 4 años fue asesinada, cremada y sus restos fueron esparcidos en distintos lugares.

“Un delito aberrante con pocos precedentes en los últimos tiempos, en el que demostraron un desprecio por la vida. Se encontraron restos óseos en lugares diferentes. Entendemos que por las características del hecho, los imputados enfrentarán una pena de prisión perpetua”, señaló el letrado.

De acuerdo a la acusación, el 1 de julio, la niña estaba en el domicilio del pasaje Neuquén sin número de Lules, cuando cerca de las 5.00 horas, Granero y Caro, a sabiendas de que la menor estaba sin vida, por ser “víctima de maltratos inhumanos, abuso y sometimiento a situaciones humillantes, que llevaron a su muerte, la trasladaron en una motocicleta a un terreno del asentamiento San Ramón de La Reducción, donde la diseccionaron y le prendieron fuego en un pozo. Posteriormente trasladaron el cuerpo a las cercanías del río Colorado, donde repitieron el macabro proceder“.

Te puede interesar

Más noticias