12.1 C
Buenos Aires
martes, mayo 30, 2023
InicioDestacadosAberrante: detienen a un fanático de Jeffrey Epstein que se filmaba violando...

Aberrante: detienen a un fanático de Jeffrey Epstein que se filmaba violando menores

Fue atrapado en Haedo. Secuestraron armas, dinero, juguetes sexuales, vestimenta de niña y los sillones donde perpetraba los ataques

Secuestraron desde juguetes sexuales hasta armas y vestimenta de niña

Alejandro Blanc Pardo fue definido por los investigadores como un fanático de Jeffrey Epstein, el delincuente sexual más pesado y tristemente popular del mundo. La “versión argentina” del multimillonario proxeneta estadounidense engañaba mujeres con ofertas laborales, en su mayoría menores, y luego las abusaba en su departamento. Los ataques se realizaban sobre unos sillones rojos que se transformaron en objetos icónicos de un sitio web de pornografía al cual subía el material. Creen que además prostituía a las víctimas por Telegram y Whatsapp.

En las últimas horas, después de una investigación de la Ayudantía Fiscal de Delitos conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de La Matanza, dependencia a cargo de Lorena Pecorelli y Marcos Borghi, la policía bonaerense detuvo al supuesto autor de los delitos sexuales. Se trata de un hombre de 45 años, identificado por fuentes judiciales y policiales como Alejandro Blanc Pardo, que actuaba en la localidad de Haedo, en el partido bonaerense de Morón.

Entre las presunciones de la justicia se cree que también prostituía a estas mujeres, con encuentros pactados por WhatsApp o Telegram, a veces, a punta de pistola. Para ello usaría las armas que fueron secuestradas durante los allanamientos.

Pistolas y balas secuestradas

El “Jeffrey Epstein argentino” quedó imputado por los delitos de estupro en concurso real con producción de material de abuso de niños que concurren con corrupción de menores. Además, confirmaron que tiene una condena previa por el delito de abuso sexual de una menor de 17 años.

“Si bien el sospechoso fue detenido por un solo caso de estupro, por el material secuestrado en los allanamientos sospechamos que las víctimas son muchas más, unas 300 adolescentes y jóvenes”, afirmó a La Nación un detective del caso.

La investigación se inició con la denuncia de una adolescente que hoy tiene 19 años y que, según consta en el expediente, en el momento de los ataques tenía entre 14 y 15 años. La damnificada decidió presentarse ante la Ayudantía Fiscal de Delitos conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de La Matanza.

//   Tragedia en el sur de Santa Fe: 5 muertos en un choque entre un colectivo y un camión
El acusado fue detenido en Haedo

Entre las pruebas que llevó se encontraba un video pornográfico y varias fotografías, subidos a páginas para adultos por el acusado, y el teléfono con el que se comunicaba con él. Esto último fue la clave para llegar hasta Blanc Pardo.

Si bien detuvieron al principal sospechoso, resta dar con el paradero de un amigo suyo que también participaba de los abusos y aparece en las filmaciones. Aun no ha sido identificado.

Tras hacer la denuncia, la joven descubrió que también habían sido publicadas fotografías de una amiga suya que ella misma había acompañado al departamento de su jefe. Así es que, según creen, el hombre tendría varias víctimas menores de edad.


“En la imagen publicada en Internet se veía a la amiga de la víctima sentada arriba del imputado en un sillón rojo”, según se desprende del expediente judicial.

De acuerdo a la acusación, el depravado les decía a las adolescentes en que posición debían sentarse o acostarse sobre el mueble antes de tomar las fotografías.

“El sospechoso las vestía con ropa interior y les hacía poner medias y otro tipo de calzado para después sacarle fotografías filmarla. También tomaba imágenes con sus víctimas desnudas”, explicaron fuentes judiciales.

Tras los allanamientos, en los que efectivos de la bonaerense lograron aprehender al delincuente, se incorporaron al expediente cuadernos con un listado de producciones y anotaciones de dinero, dando a entender que el acusado también vendía material. Además, se secuestraron sillones de cuerina roja donde, según los videos y las denuncias, se producían los ataques.

En los allanamientos, los funcionarios judiciales y los detectives de la policía bonaerense secuestraron cuadernos con los listados del material producido y con anotaciones de sumas de dinero. “Esta información nos da el indicio de que no solo subía las filmaciones y fotografías a las paginas web, sino que también comercializaba el material”, sostuvo un detective que participó de la investigación.

Ahora, los investigadores esperan dar con otras víctimas, para incorporar los testimonios y acusaciones a la causa.

🎥 Noticias en video

Te puede interesar

Más noticias