6.3 C
Buenos Aires
miércoles, mayo 15, 2024
InicioPolicialesLa odisea de dos argentinos detenidos en Venezuela durante un partido de...

La odisea de dos argentinos detenidos en Venezuela durante un partido de fútbol

Gustavo Verón y Andrés Haupt son entrenadores de fútbol. Fueron detenidos en febrero tras una pelea durante un partido amistoso, de la cual aseguran no tener ninguna responsabilidad

Gustavo Verón y Andrés Haupt

El año pasado dos argentinos decidieron ir a probar suerte a Venezuela. Gustavo Verón y Andrés Haupt son dos entrenadores de fútbol que en la búsqueda de un mejor futuro laboral aceptaron la oferta del Deportivo La Guaira para formar sus divisiones menores. Todo iba de maravillas hasta que en febrero pasado en un encuentro amistoso que disputaron contra el UCV (Unidad Central de Venezuela) sus vidas cambiaron para siempre. Luego de una pelea de las tantas que hay en partidos de fútbol, ambos terminaron detenidos e incomunicados.

Hoy, tres meses después, su destino parece incierto, siguen alojados en una Unidad Policial y a la espera de un juicio. Se los acusa de “lesiones” y de “incitación al odio”, un cargo que para el Gobierno de Venezuela parece muy grave, pero del que ellos dicen no tener ninguna responsabilidad.

El hecho se dio el 27 de febrero cuando después de esa escaramuza entre algunos allegados de ambos clubes, fueron citados por la Policía Chavista para comparecer en una unidad Policial y desde entonces nunca más pudieron salir. Tienen muy poca, o casi nada, comunicación con sus familias y dos veces les postergaron una audiencia preliminar en la que ellos podrían ejercer su defensa.

Según información de fuentes diplomáticas, el relato de ambos dista mucho de la versión que extendieron desde el gobierno de Maduro. Gustavo Verón intervino en la gresca para separar a su compañero a quien estaban golpeando entre varios representantes del UCV. En ese cruce es que se dio una agresión a una de las autoridades de esa institución quien tendría vínculos directo con el gobierno chavista. Por eso al otro día lo citaron a Gustavo mientras que a Andres directamente lo fueron a detener a su domicilio.

//   La Matanza: detienen a una banda de delincuentes gracias a las paradas seguras

Hoy la familia de los argentinos solo puede comunicarse vía mensaje con ellos y ni siquiera les permiten tener comunicación por videollamada. No tienen certezas de que se estén cumpliendo con todos los derechos humanos como tampoco de cuando podrán salir y abandonar Venezuela. La comunicación con el club que los contrató en un momento fue fluida pero con el correr de los meses todo se fue espaciando con la promesa casi semanal de que las cosas se iban a solucionar, algo que hasta ahora no pasó, y que tiene a todos muy preocupados.

Lo último que ellos saben es que la audiencia preliminar que debía llevarse a cabo el pasado 9 de mayo se la postergaron para el 21 aunque teniendo en cuenta que ya dos veces se suspendió, temen por un nuevo aplazamiento.

Tanto Gustavo como Andrés tienen el carnet profesional de entrenadores, pertenecen a la ATFA, y tienen licencia de Conmebol por lo que también esperan que se pueda interceder mediante el máximo organismo de fútbol continental. Por ahora siguen esperando y el cerco informativo que puso el Gobierno Chavista sobre los argentinos los tiene muy preocupados.

El incidente fue menor, no hubo lesiones de gravedad y diversas fuentes apuntan a que todo parece estar encuadrado en uno de los tantos caprichos de Maduro quien ya habló en varias oportunidades sobre sus diferencias con el gobierno argentino.

Te puede interesar

Más noticias