20.2 C
Buenos Aires
jueves, junio 13, 2024
InicioPoliciales"Es horrible ver el revólver en la cabeza de tu hijo": violento...

“Es horrible ver el revólver en la cabeza de tu hijo”: violento robo a dos jubilados

Ocurrió en Bahía Blanca. Las víctimas de la entradera son un carpintero y su esposa y el hijo de ambos. En estado de shock, la mujer relató el hecho

Una pareja de adultos mayores sufrió esta tarde la visita indeseada de dos violentos delincuentes en una vivienda de la calle Brickman al 2.000, en la ciudad de Bahía Blanca.

Los malvivientes, que estaban armados y con barbijos, a plena luz del día redujeron a una mujer de 77 años, a su marido de 73 e hijo de 45 para alzarse con una suma de dinero efectivo, joyas, herramientas y hasta con la comida de los moradores

En medio del shock por la dramática experiencia, la esposa del propietario relató lo sucedido a Telefe Noticias.

“Golpearon, atendí y me dijeron ‘vengo a buscar el presupuesto que pidió la señora de ahí‘ y me señaló la casita aquella. Entonces le dije que era mi marido que estaba en la carpintería. ‘Al carpintero buscamos’ comentó el otro flaco y ya lo vi con el revólver en la mano”, describió.

Según la damnificada, en ese entonces procuró alejar al de menor estatura que estaba cerca del ingreso al inmueble, pero el esfuerzo fue infructuoso porque los desconocidos terminaron ingresándola a los empujones.

Los ladrones de inmediato ataron a su hijo con el cable que arrancaron de una cafetera y fueron por su marido.

“A mi marido que estaba en la carpintería lo trajeron a los empujones, lo tiraron al piso también y lo ataron. No nos golpearon porque nos quedamos quietos”, señaló.

La moradora remarcó que uno de los ladrones preguntaba con frecuencia dónde estaba la caja fuerte, mientras le ponía el revólver a su marido y amenazaba “con volarle los sesos”.

“Le dijimos que no había caja fuerte y se fueron a la pieza, donde revolvieron todo. Se llevaron lo poco que había, alrededor de diez mil pesos, los dos teléfonos, algún taladro, las cadenitas de plata y herramientas del galpón”, puntualizó.

Como si no bastara, y en una demostración del grado miserabilidad de los asaltantes, también se llevaron dos pollos de la heladera y “fruta que teníamos ahí en el suelo”.

“Es algo horrible. Ver el revólver en la cabeza de tu hijo, estoy temblando todavía”, cerró. //TelefeNoticias.

Te puede interesar

Más noticias