11.5 C
Buenos Aires
miércoles, mayo 29, 2024
InicioPoliciales"Sos mía o no sos de nadie": perpetua para el femicida que...

“Sos mía o no sos de nadie”: perpetua para el femicida que durmió con el cadáver de su esposa

Basra Parminder se encerró en una habitación junto a su víctima, la estranguló y al día siguiente confesó el crimen. Además, fue condenado por abusar de su cuñada

El femicida Basra Parminder, porteño de origen indio, fue sentenciado a la pena máxima tras asesinar a su esposa, con quien tenía una conducta posesiva y a la cual le habría dicho que “si no era de él, no sería de nadie”, según relató una testigo. Además, se lo encontró culpable de abuso sexual en perjuicio de su cuñada.

Por unanimidad, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº24 condenó este jueves a prisión perpetua a Basra Parminder por el femicidio de su esposa, ocurrido en noviembre de 2019 en el barrio porteño de Vélez Sársfield. Además, lo consideró responsable de dos episodios de amenazas contra su pareja y una situación de abuso sexual contra su cuñada, en línea con lo que había reclamado la Fiscalía N° 15 ante los Tribunales Orales en lo Criminal y Correccional en su alegato.

La jueza María Cecilia Maiza y los magistrados Marcelo Alvero y Javier Esteban de la Fuente sostuvieron que Basra es responsable de los delitos de “abuso sexual simple, amenazas coactivas reiteradas en dos ocasiones y homicidio agravado por el vínculo y por su comisión contra una mujer por parte de un hombre y mediando violencia de género”. Los fundamentos de la decisión se conocerán el próximo 8 de julio.

Parminder junto a sus hijos

En línea con lo que había reclamado la fiscalía -a cargo de Ana Helena Díaz Cano y con la intervención del auxiliar fiscal Leandro D’Ascenzo-, el Tribunal ordenó que cuando el fallo quede firme intervenga el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual, para que se lleve adelante la extracción del perfil genético del hombre. Además, se enviará un oficio a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia y a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) para que los tres hijos de María Lorenza Salinas puedan acceder a la reparación económica prevista en la “ley Brisa”.

La acusación

En su alegato, la fiscalía relató el contexto violento en el que vivía María Lorenza y que la llevó a denunciar en septiembre de 2019 lo que estaba sufriendo. El 26 de ese mes, el imputado amenazó a su esposa debido a que ella quería divorciarse. “Tu enfermedad mental me tiene cansado, te voy a matar”, le habría manifestado. Al día siguiente, después de otra discusión sobre el fin de la relación, él le dijo que esa noche volvería a dormir en una silla. En ese momento, el hijo mayor se puso a llorar y cuando María intentó irse del departamento con sus hijos, Basra la cruzó: “Andate vos, a mis hijos no te los llevas y, si los venís a buscar, te voy a matar”.

//   Tras el planteo de Morla, la justicia venezolana liberó a los dos DT argentinos

Ese mismo día la mujer se presentó en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema y relató este episodio y varias conductas violentas que había padecido. El 30 de septiembre de 2019, el Juzgado Nacional en lo Civil Nº30 dispuso la prohibición de acercamiento de Basra a una distancia menor a 200 metros del domicilio donde vivían y de mantener cualquier tipo de contacto con su pareja.

En este contexto, la noche del 13 de noviembre de 2019 el acusado se presentó en el departamento de Avenida Rivadavia al 8800, en el barrio de Vélez Sarsfield, y comenzó una discusión con María. Ante el pedido de su hijo mayor para que no golpeara a su madre, Basra cerró la puerta y después estranguló a su esposa. Al día siguiente, cerca de las 11.30 de la mañana, el hombre llamó al 911 y comunicó que había matado a su pareja.

El otro hecho materia del juicio ocurrió en 2017, cuando la cuñada de Basra acudió al domicilio donde vivían su hermana con el imputado y los tres hijos que tenían en común para cuidarlos. En esa ocasión, el hombre se acercó por detrás suyo mientras estaba en la cocina y la manoseó a la altura de su busto. Durante el alegato, la fiscalía resaltó la vulneración de la libertad y la forma en que Basra avasalló a su cuñada, lo cual se complementó con una situación de acoso permanente en el tiempo.

Al analizar el contexto de violencia de género en que se enmarcó el femicidio, la fiscalía recordó el testimonio de una de las amigas de la víctima que contó que el acusado le dijo a María que “si no era de él, no sería de nadie”. “El imputado es un hombre que pretendía a cualquier costo imponer su voluntad, dominar a la víctima y convertirla en un objeto de su propiedad”, describió el Ministerio Público Fiscal. Agregó que la situación de acoso, de abuso sexual y de asedio desplegada contra su cuñada demostraba también la forma en que buscaba imponer su voluntad sobre las mujeres.

Te puede interesar

Más noticias