17.4 C
Buenos Aires
miércoles, junio 12, 2024
InicioDestacadosQuiénes son los tres detenidos acusados del aberrante crimen de la niña...

Quiénes son los tres detenidos acusados del aberrante crimen de la niña tucumana de 4 años

Fueron aprehendidos en la tarde de este viernes. Rocío Rojas habría sido abusada, desmembrada y carbonizada, según la confesión de uno de ellos

Rocío Rojas habría sido asesinada y carbonizada, según la confesión de su madrina

Este viernes, el Ministerio Fiscal formuló la acusación y pidió la prisión preventiva contra los tres detenidos por el caso de la niña en Lules. Uno de ellos -la madrina de la menor- habría confesado que la nena fue víctima de un ataque sexual que acabó con su vida y, tras ello, carbonizada para ocultar los rastros. Encontraron restos óseos que estaban siendo analizados por el cuerpo forense.

Se trata de Amalia Carolina Graneros (39), la madrina de la niña; su pareja, Edgardo Hernán Caro (36) y su yerno, Mauro Ortiz (21), pareja de la hija de Graneros, quienes fueron detenidos en la tarde del viernes 2 de julio, por orden del fiscal Ignacio López Bustos, titular de la Unidad Fiscal de Homicidios I.

Fueron acusados por el delito de “homicidio agravado por alevosía, premeditado por el concurso de dos o más personas, criminis causa y femicidio”, en calidad de coautores.

Este sábado, en horas del mediodía, la Policía de Tucumán confirmó el hallazgo de restos óseos, un maxilar y un diente de leche, que serían de Rocío Milagros Rojas. La niña de cuatro años que es buscada desde el jueves habría sido asesinada y carbonizada para encubrir un presunto abuso sexual, según habría confesado la mujer imputada, una de las tres personas detenidas en el marco de la investigación. 

La audiencia de imputación. En una sesión la madrina, Graneros, y en otra los dos hombres acusados, Caro y Ortiz

“Hasta el momento no se ha encontrado un cuerpo que podamos decir que se trata de Rocío”, aclaró a eltucumano.com Juana Estequiño quien con el comisario Diego Bernachi encabezan las tareas de la División Homicidios junto a la Unidad Fiscal en Homicidios Iº, a cargo de fiscal Ignacio López Busto y peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF).

En ese sentido, en relación con las piezas óseas y dentales obtenidas, serán analizadas por los médicos patólogos y forenses y bioquímicos forenses del Cuerpo Médico Forense (CMF), para determinar si los mismos son restos humanos.

En caso de obtenerse un perfil genético, se procederá a realizar una comparación con el perfil indubitado de la madre de la niña. Si se obtienen características similares, se estaría determinando que los restos peritados pertenecen a la niña y por ende sería la víctima.

“Un delito aberrante sin precedentes”

Rocío Rojas (4) desapareció en Lules, Tucumán

“El Ministerio Fiscal no paró de trabajar desde el inicio de esta situación y lo seguimos haciendo. Desde un primer momento se ocupó la Unidad de Delitos Complejos (a cargo del fiscal Alejandro Noguera) y los equipos interdisciplinarios del ECIF. Seguimos recolectando evidencias, incluso en este momento se están realizando medidas”, señaló el fiscal de la causa.

//   Luis Caputo debió salir a negar una devaluación y llevar calma al mercado

En contra de los acusados, el investigador del MPF requirió la prisión preventiva por seis meses. El juez actuante hizo lugar al pedido por el plazo solicitado.

“Se trata de un delito aberrante con pocos precedentes en los últimos tiempos, en el que demostraron un desprecio por la vida. Se encontraron restos óseos en lugares diferentes. Entendemos que por las características del hecho, los imputados enfrentarán una pena de prisión perpetua”, remarcó el fiscal al fundamentar el pedido, basándose en los peligros procesales de riesgo de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga. Junto al fiscal intervino en la audiencia el auxiliar de fiscal Fernando Isa.

La imputación

De acuerdo a la acusación, el 1 de julio, la niña estaba en el domicilio del pasaje Neuquén sin número de Lules, cuando cerca de las 5.00 horas, Granero y Caro, a sabiendas de que la menor estaba sin vida, por ser víctima de maltratos inhumanos, abuso y sometimiento a situaciones humillantes, que llevaron a su muerte, la trasladaron en una motocicleta a un terreno del asentamiento San Ramón de La Reducción, donde la diseccionaron y le prendieron fuego en un pozo. Posteriormente trasladaron el cuerpo a las cercanías del río Colorado, donde repitieron el macabro proceder.

Una moto y un celular secuestrados

En el marco de la causa también se procedió al secuestro de un teléfono celular que será peritado por el Departamento de Informática del ECIF para determinar si el mismo contiene elementos de valor para la causa, utilizándose a esos fines el sistema de informática forense de extracción de datos UFED.

Respecto a la motocicleta secuestrada, los expertos de Química Legal del ECIF encararán en la misma la búsqueda de rastros biológicos de la menor, de los imputados o de otros.

Esos rastros pueden consistir en sangre, pelos o saliva. Las tareas comenzaron en la tarde de este sábado. En este caso, para la detección de las muestras se utilizan luces forenses que producen una luminiscencia que hace resaltar determinados fluidos vitales.

Te puede interesar

Más noticias