18.4 C
Buenos Aires
domingo, marzo 3, 2024
InicioPolíticaCon 24 años asumió la intendencia de su pueblo

Con 24 años asumió la intendencia de su pueblo

Se llama Juan Sebastián Rucci y se desempeñaba como vicepresidente comunal de la localidad de Gödeken en Santa Fé. Su antecesor, llevaba 20 años en el cargo y murió de coronavirus. Es el intendente más joven del país

Rucci tenía sólo cuatro años cuando comenzó la gestión de su antesesor

Un joven de 24 años fue elegido para suceder al extinto jefe comunal de Gödeken, Jorge Rossell, quien murió a los 64 años el pasado 27 de septiembre a causa del coronavirus y cuyo desenlace conmocionó a esta pequeña localidad del departamento santafesino de Caseros, la que gobernó por más de dos décadas.

Se trata de Juan Sebastián Rucci, quien se desempeñaba como vicepresidente comunal y ahora tendrá el desafió de tomar las riendas de la administración local para culminar el mandato que dejó trunco el fallecido líder político peronista y que vence en diciembre de 2021.

Estos números marcan que cuando Rossell asumió por primera vez, el ahora jefe comunal apenas tenía 4 años.

El flamante mandatario resultó electo en el marco de una reunión convocada para definir la nueva comisión comunal que encabeza y donde es secundado por Leonardo Ciciliani, quien ocupaba el cargo de primer vocal suplente además de ser secretario de Gobierno, cuya función seguirá ejerciendo.

“Muchas veces charlábamos con Jorge (Rossell) sobre la posibilidad de que yo en un futuro puede estar al frente de la comuna, pero nunca imaginé tener que hacerlo en esta circunstancia tan triste e inesperada”, se lamentó Rucci.

//   "Se construye a partir del respeto y no de la imposición": La Pampa se despegó del pacto con Milei

El nuevo jefe comunal de Gödeken, uno de los más jóvenes del país y al que solo le faltan cuatro materias para recibirse de contador público nacional, dijo haber “aprendido mucho” de Rossell al tiempo que se mostró seguro y confiado en llevar adelante la tarea que tiene por delante.

“Si bien soy joven, estoy tranquilo y convencido de que todo saldrá bien ya que además de recibir una comuna ordenada estoy acompañado por un vicepresidente comunal de mucha experiencia y conocimiento en la función pública”.

El deceso de Rossell fue un golpe duro para la comunidad de Gödeken que días atrás, como dio cuenta este medio, le dio su último adiós en un clima de congoja que conjugó muestras de respeto y reconocimiento. Aunque las restricciones de la pandemia impidieron la realización de un velatorio, la gente salió a la calle para expresar su gratitud al hombre que estuvo al frente de la comuna desde 1999. El recordado mandatario falleció en el Sanatorio Primordial de Casilda, donde había sido internado al contraer Covid-19, enfermedad que no logró superar.

Fuente : La Capital

Te puede interesar

Más noticias