22.1 C
Buenos Aires
domingo, febrero 14, 2021
Inicio Sociedad Ataque a la periodista: definen la preventiva y surgen otras causas

Ataque a la periodista: definen la preventiva y surgen otras causas

El fiscal, que fue recusado, pidió 15 días de prórroga para investigar. Mencionan otra denuncia

El fiscal Marcelo Tavolaro, a cargo de la causa por el brutal ataque que sufrió la periodista Melisa Zurita, pidió 15 días de prórroga para definir el pedido de prisión preventiva de la acusada, Geraldine Martínez (37), ex esposa del actual marido de la víctima de la agresión, mientras que este expediente generó que se abrieran otros que, al menos, amenazan con transformarse en un verdadero escándalo.

En tanto, el propio fiscal Tavolaro aguarda una decisión para seguir interviniendo en el expediente, debido a que fue recusado por Zurita y su esposo, el empresario Gustavo Holstein, a través del abogado que los representa, el penalista Diego Storto. Además, por el avance de esta causa y las posibles ramificaciones, se sumaría a la querella el estudio del doctor Fernando Burlando, según comentó una fuente a Opinionfrontal.com.

El sábado 6 de junio pasado, Martínez ingresó en la casa que su ex marido, con quien tuvo dos hijos, comparte con su actual mujer y la hija que ambos tienen en común en el barrio privado Casco de Leloir. Allí, en la casa que ella había construido con el empresario y donde vivió por años, Martínez sorprendió a Zurita en su habitación con una cuchilla en la mano y guantes de látex negros y le dijo que la iba matar, según consta en la denuncia en su contra.La conductora logró escaparse por una ventana y Martínez fue detenida en la puerta del country mientras intentaba huir con la camioneta de la víctima. La acusaron de delitos gravísimos, entre ellos un doble intento de homicidio.

En la Asesoría Pericial del Departamento Judicial de Morón se hizo una evaluación psiquiátrica de la acusada que sigue encarcelada en una comisaría. El resultado, con la oposición del perito de la querella, indicó que padece un trastorno. Por esta razón se presume que, al momento de la prisión preventiva, podrían directamente enviarla a una cárcel o, como alternativa, al sistema Prisma para acusados de delitos graves con problemas mentales. En el caso de la provincia de Buenos Aires, hay un penal preparado para este tipo de internos en el complejo de Melchor Romero.

Mientras el juez Luis Rodríguez, que interviene en la causa, tendrá la última palabra en el futuro inmediato de Geraldine Martínez y decidirá sobre el alojamiento y la imputabilidad o no de la detenida, hay otros expedientes que comenzaron a avanzar a partir de la difusión de este episodio. Resulta que el padre de la detenida, el ex subcomisario Alfredo Martínez, y su otro hijo, Hernán, han sido acusados de presunta defraudación y lavado de activos. La nueva denuncia, impulsada por dos empresarios de apellidos Meuss y Ventana, detalla graves supuestos delitos económicos.

Alfredo Martínez, que está retirado de la Policía Federal Argentina hace varios años, tuvo representatividad como presidente de la Cámara Argentina de Agencias de Turf, aunque siempre se lo mencionó como un presunto hombre fuerte detrás del juego, incluso llegando a compartir reuniones con otro zar de esa actividad, Roberto “El Lujanero” Laffont.

En esta nueva denuncia, en la justicia de la capital federal, mencionan departamentos e inversiones multimillonarios tanto en la Argentina como en el exterior.

Pero volviendo a la causa contra la detenida Geraldine, en las próximas horas se resolvería dónde pasará los próximos meses: si irá a una cárcel común o bien a un psiquiátrico penal bonaerense.

Te puede interesar

últimas noticias