9.2 C
Buenos Aires
miércoles, mayo 18, 2022
InicioSociedadCenso Digital: innovación ciudadana con áreas de mejora

Censo Digital: innovación ciudadana con áreas de mejora

Argentina tiene el privilegio de implementar por primera vez el Censo Digital de Población, una gran innovación que puede capitalizarse desde diferentes ángulos.

¡Es magnífico que una entidad tan tradicional como el Censo (que en nuestro país tiene cerca de 150 años de historia) haya implementado una solución tecnológica para optimizar su proceso! ¿Hay cosas para mejorar? ¡Obvio! Pero de eso hablaremos más adelante.

Ahora es importante poner foco en los beneficios que tiene la implementación de este novedoso sistema:

  • Eficiencia en cuanto a datos: los datos digitalizados se procesan de forma más rápida y contienen menos errores. Esto permite hacer proyecciones inmediatas.
  • Productividad: el tiempo en cada hogar será menor en los casos en que se haya respondido el Censo de manera digital. Esto implica relevar más hogares en menor cantidad de tiempo y en consecuencia, menos cantidad de censistas para la misma población. También para el censado implica responder las preguntas en el momento en que se sienta más cómodo para hacerlo.
  • Ahorro de dinero a futuro: el Censo tiene un presupuesto de 13.000 millones de pesos. De ese monto, 5.626 millones se encuentran asignados a pasajes y viáticos. $290 millones para formularios impresos. Si el resultado de esta experiencia resulta positivo, sería lógico esperar que en algunos años estos ítems del presupuesto se redujeran sustancialmente, considerando que si hoy se estima una participación digital del 30%, probablemente a futuro pueda duplicarlo fácilmente.
  • Privacidad: es posible responder las preguntas sin tener que hacerlo a una persona desconocida.
  • Seguridad: No es lo mismo estar expuesto veinte minutos en la vereda que solo dos. Y quizás hasta ni siquiera haga falta salir de la casa. En el caso de las personas mayores que no manejan tecnología, con asistencia familiar pueden completarlo y simplemente dar el código sin abrir la puerta.
//   Casi un femicidio por día durante el primer cuatrimestre

¿Qué podemos mejorar?

Sin embargo, hay algunas cosas que, en contraste con esta gran innovación, aparecen como debilidades y/o amenazas para el proceso:

  • Calidad de los datos: los campos para el registro de domicilio presentan muchas inconsistencias: abreviaturas de calles, partidos y departamentos que son potenciales errores en los resultados. Por ejemplo, alguien que vive en el partido de Lomas de Zamora, no va a encontrarlo en el listado así sino como “L. DE ZAMORA“. En el caso de Avenida Almirante Brown, en Temperley, no se va a encontrar ni la avenida (aparece como “Alte. Brown“) ni la localidad: de hecho muchas localidades no aparecen. Este error fue informado a mediados de marzo al INDEC y aún no fue resuelto. Incluso Twitter viene hablando del tema hace rato. Es una picardía no haberlo solucionado, cuando su resolución implica pocas horas de programación.
  • Ausencia de datos complementarios: ¿no sería bueno, aprovechando el amplio presupuesto vigente, incorporar datos como capacidad en el uso de tecnología, por ejemplo?
  • Actividad principal de trabajo: ¿no sería bueno incorporar una opción para los ciudadanos que trabajan en economías emergentes, como la industria del conocimiento?
  • Jefes y jefas de hogar: ¿es necesario que en 2022 se hable de jefes y jefas de hogar? ¿Acaso las decisiones solo las puede tomar una persona?
//   Censo 2022: 600 mil censistas hacen el relevamiento casa por casa

En definitiva, el Censo Digital es una excelente iniciativa del Estado Nacional para optimizar recursos y hacer más eficiente el proceso. Incluso, es momento de empezar a preguntarse si esto de adelantar respuestas no podría extenderse a otros ámbitos como a las Elecciones, sin que implique implementar voto electrónico (como sucede en Estados Unidos con los centros de votación para adelantar el voto).

¿Hay cuestiones para mejorar? Claro que sí, pero si se pretende que sea perfecto desde el principio, probablemente nunca se hubiera hecho.

Te puede interesar

Más noticias