21.7 C
Buenos Aires
viernes, enero 15, 2021
Inicio Sociedad El dramático testimonio del médico que fue baleado en Río Negro

El dramático testimonio del médico que fue baleado en Río Negro

El médico contó lo que vivió cuando el agresor se le apareció en la puerta de la guardia y le tiró a matar. Dos balas siguen alojadas en su cuerpo

Jaime Alejandro Vega, ya está en su casa de Villa Manzano, con reposo absoluto y una batería de remedios, entre antibióticos, analgésicos, corticoides y un protector gástrico. Las tres heridas de bala que sufrió cuando fue atacado en la puerta de la guardia están cicatrizando bien. Pero siente dolor en la cara y en el hombro izquierdo, donde dos de los los proyectiles siguen alojados; y quemazón en la espalda. Allí la bala tuvo orificio de entrada y salida y solo le dejó su marca.

Al médico de 45 años, le cuesta hablar porque el impacto en su rostro tocó el nervio facial. De a poco modula mejor cada palabra, pero la lesión le produce dolor al masticar. Dice que tal vez quede con alguna discapacidad. También lo inquieta el zumbido que le quedó en el oído derecho. Le recuerda el ruido de las detonaciones y el terror de que alguien se aparezca de la nada y lo mate, como estuvo muy cerca de ocurrirle el pasado 15 de octubre por la madrugada cuando regresaba a la guardia, luego de trasladar a un paciente con Covid-19 hasta el hospital Juan XXIII de General Roca.

Los dos proyectiles que siguen adentro de su cuerpo se encapsularán o el mismo organismo los expulsará. En principio, sería menos perjudicial para su salud que asimile las balas a que se las saquen. “Yo creo que fue un milagro, te lo digo con los ojos cerrados. Y el que no cree en Dios, que vea el video”, sostuvo.

El día del brutal ataque, llegó en una ambulancia hasta la puerta de la guardia del hospital de Campo Grande. Se bajó y escuchó ruidos. Acostumbrado a las corridas de la gente cuando, desesperada, busca la ayuda de los médicos, pensó que alguien requería atención.

“Eso pensé, que alguien necesitaba ayuda y trataba de hacer contacto visual con la enfermera -que estaba en la ambulancia- para ver quién venía”, contó el médico de Campo Grande.

Sin embargo, cuando la persona se le apareció de frente, demostró que sus intenciones eran otras. “Lo primero que veo es el revólver a 40 centímetros de mi cara, que me apunta en la frente. Cierro los ojos y giro la cara. Pensé que me mataba. Escucho el ruido, el impacto y el dolor en la mandíbula. Quedé aturdido. Automáticamente levanto el brazo, como un acto reflejo para evitar la agresión, pero vuelve a disparar. Yo me caigo y quedo en el piso, inmóvil. Ahí siento otro ruido, otro disparo, y un dolor en la espada, cerca de la columna. Ese fue el tercer impacto, en milésimas de segundos”, recordó.

“No sé cómo logré levantarme. Estaba abatido, no podía reaccionar. La mano de Dios y de mis viejos seguro me ayudaron. Yo no quería morir en el piso, menos trabajando. Gracias a la enfermera, no siguió disparando. Gracias también al chofer, que sino me descargaba todas las balas que tenía. Ellos salieron a ayudarme y el asesino terminó huyendo”, agregó.

El médico baleado aseguró que “el mensaje fue clarísimo: te voy a matar”; y advirtió también premeditación en el acto.

Enseguida se subió a la ambulancia, porque sabía que el tiempo podía ser una variable de peso. “Yo le calculaba entre siete y ocho minutos, y tenía miedo de que una de las balas haya ingresado al pulmón y colapse rápidamente”, confesó.

En esas circunstancias, fue vital la contención de la enfermera para tranquilizarse y llegar hasta el hospital de Cinco Saltos, donde los médicos lo asistieron en primera instancia. Luego fue trasladado a Cipolletti, donde quedó internado un par de días hasta que el sábado pasado le dieron el alta. También llamó a su amigo y colega para que se haga cargo de la guardia porque le habían pegado tres tiros.

No ha pasado una semana, y las imágenes y sensaciones son muy frescas. Alejandro recuerda muy bien cada detalle, la “mirada fija del asesino” casi encima suyo. Ojos negros y decididos. Cejas oscuras y el ceño fruncido. Todo el resto de la cara tapada. “Vi desprecio por la vida, vi bronca, vi maldad. No hay dudas que quería matarme. Todo en milésimas de segundos. Por eso siento terror de que alguien venga de la nada y me tire a matar”, confesó Vega.

Fuente : Diario La Mañana de Neuquén

Te puede interesar

últimas noticias

Sociedad

Tormentas en el norte santafesino dejaron destrozos millonarios

Una fuerte tormenta afectó al norte santafesino este viernes por la tarde. Lo peor fue el intenso viento que destechó viviendas y destrozó tinglados

Política

Reapareció Larreta y confirmó un “rebrote de casos” en la Ciudad

La suba de contagios fue del 65 por ciento al comparar la segunda quincena de diciembre con la primera de enero

Economía

YPF vuelve a subir el precio de los combustibles

Se trata del segundo aumento del año en los surtidores tras el alza de 2,9% vigente desde el 5 de enero que aplicaron todas las compañías

Tendencias

Policiales

Detienen a dos sospechosos por el asalto a la joven policía que perdió un ojo

Ocurrió en Berazategui. Fue sorprendida por dos delincuentes armados mientras esperaba ser atendida en un kiosco

Personajes

Murió Jorge Cupeiro, una leyenda del automovilismo

"El gallego" tenía 83 años y sufría una dura enfermedad. Fue considerado un piloto "exquisito" y "versátil" en el ambiente del automovilismo

Deportes

Las vacaciones de Manu Ginóbili en Monte Hermoso: bici y familia en paraísos solitarios

La leyenda del básquet descansa en su balneario favorito al sur de la costa bonaerense y publicó en su cuenta de Twitter fotos en bici, de sus hijos, sus padres y una panorámica espectacular. Y respondió a varios de sus seguidores

Opinión

¿Puede secar tan rápido la sangre en las muertes policiales?

El Estado llega tarde, la sociedad parece no acompañar y los medios muchas veces miran para otro lado. ¿Estamos a tiempo de cambiar?

Mundo

Brasil: masivo cacerolazo para pedir la renuncia de Bolsonaro

Es en el marco de la crítica a su manejo de la pandemia, la incertidumbre frente a la vacunación y la falta de oxígeno en hospitales en Manaos, Amazonas

Gremiales

Camioneros denunció “aprietes y amenazas” a choferes por el lockout del agro

Recrudece el enfrentamiento entre los productores del campo, que están de paro hasta hoy, y los camioneros

Nuestras redes

1,732FansLike
1,042FollowersFollow
1,686FollowersFollow
114SubscribersSubscribe