16.5 C
Buenos Aires
viernes, mayo 7, 2021
InicioSociedadFuertes controles en trenes, subtes y accesos a la Ciudad

Fuertes controles en trenes, subtes y accesos a la Ciudad

Comenzaron a controlar los permisos de circulación y el cumplimiento de la prohibición de circular hasta las 6 de la mañana, salvo para el personal esencial, docentes, alumnos y sus acompañantes

En el primer día de vigencia de las medidas sanitarias ante la segunda ola de coronavirus, los controles a la circulación de las personas se centraron en los pasos que conectan la Ciudad de Buenos Aires con los municipios bonaerenses y en las estaciones de trenes y subtes, donde se verificó que los pasajeros tuvieran actualizados los permisos para transitar y se los orientó para mantener la distancia social en las filas de espera.

Según informó el Ministerio de Transporte nacional, durante la jornada “se buscó ordenar e informar más en las filas y accesos” en las terminales ferroviarias en las que el flujo de usuarios, por la mañana, fue similar al de los días previos a la implementación de las restricciones.

En ese marco, las fuentes informaron que “los servicios de trenes funcionaron al 100% de capacidad, tanto en frecuencias como cantidad de unidades”, en tanto que “los colectivos también están funcionando con todas las unidades y choferes disponibles“.

A la medianoche, en las calles de acceso a la Ciudad y en los peajes de las distintas autopistas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) comenzaron a controlar los permisos de circulación y el cumplimiento de la prohibición de circular hasta las 6 de la mañana, salvo para el personal esencial, docentes, alumnos y sus acompañantes.

Lo mismo sucedió desde la madrugada con el transporte público de pasajeros, que solo puede ser utilizado por los trabajadores considerados esenciales.

En la estación ferroviaria porteña de Constitución algunas pocas personas no contaban esta mañana con la habilitación para circular y el personal policial que controlaba a la marea de pasajeros que salían o ingresaban a los trenes advertía sobre la situación.

“Usted no está habilitada como esencial, según la disposición oficial, hoy la dejo pasar pero tiene que tramitarla o no va a poder circular”, avisó a una mujer uno de los oficiales que se encontraba en la entrada de la calle Lima.

En tanto, trabajadores de seguridad privada permanecían en el hall de la estación para orientar a los pasajeros por dónde circular o cómo mantener las distancias, al igual que trabajadores de limpieza, quienes higienizaban los molinetes con desinfectantes.

Rubén Giménez, quien trabaja en un estacionamiento y viajaba a ver a su hijo a Claypole, esperaba junto a algunas personas en una parada de colectivo a la salida de la estación ferroviaria de Constitución.

Controlaron todo bien en el tren, algunos se bajaron en las estaciones porque no tenían el permiso y está bien“, contó a Télam Giménez, de 65 años y del barrio de La Boca, y si bien aseguró que en la terminal también fiscalizaron las autorizaciones de circulación, señaló que no ocurría lo mismo en los colectivos, y destacó que los pasajeros “van sentados, no pueden ir parados”.

Muchas líneas de colectivos que circulaban esta mañana por avenidas porteñas iban con la mitad de sus asientos completos, y en algunos se veían pasajeros de pie, según comprobó Télam en una recorrida.

//   Remueven a un alto fiscal de Delitos Sexuales por "ensañamiento con las mujeres"

Personal de la Secretaría de Transporte porteña orientaba a las personas por el cambio de paradas de colectivos y permanecían en la entrada del subte de Constitución, donde también la cantidad de pasajeros era similar a la de ayer, para controlar los permisos.

En tanto, en algunas estaciones ferroviarias como Morón, Merlo o Constitución se observaron algunas colas y demoras por el control que realizan fuerzas federales como la Policía Federal y Gendarmería Nacional, que verificaban la condición de trabajadores esenciales y la autorizados para el uso del transporte público.

//   Remueven a un alto fiscal de Delitos Sexuales por "ensañamiento con las mujeres"

Manuel, un trabajador de la estación de Once, contó a Télam que “hay menos gente que ayer“, y Rosa Galván, una vecina de Balvanera, de 50 años y enfermera del hospital Español, dijo que “si bien voy y vengo caminando, pasé por la estación y vi muchos controles“.

Galván comentó estar afligida por la situación de “mucha gente que trabaja en negro, que no son esenciales y no pueden moverse. Es una situación que tienen que resolver”, dijo.

El presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, aseguró que “los controles se están realizando con normalidad en todas las estaciones del área metropolitana“, y destacó que la idea es que “no sea represivo, sino de acompañamiento” a los trabajadores que llegan a la Ciudad de Buenos Aires para cumplir con sus obligaciones.

Por su parte, el subsecretario de Transporte Automotor de la Nación, Marcos Farina, destacó el “trabajo coordinado entre Nación, Provincia y Ciudad que está dando sus frutos”, y precisó que hasta media mañana “el 90 por ciento” de los pasajeros que utilizaron el transporte público había exhibido su permiso de circulación.

Dentro de la estación ferroviaria de Once, donde cinco efectivos de la policía y dos de prevención realizaban las tareas de control a la salida de los molinetes, se veía el ingreso de gran cantidad de personas con barbijo y teléfono preparado para mostrar su autorización.

Por su parte, Rodolfo Aguirre, quien vive en Quilmes y hace 26 años trabaja en un carrito de comida en la entrada de Once, dijo a Télam que desde las 4 de la mañana vio “mucha menos gente”, pero aclaró que “a las 9 la cantidad ya era igual que ayer”.

La gente tiene que tener un objetivo para salir, no salir por salir como hacen muchos“, dijo Aguirre, quien también consideró que los controles “hoy están así porque es el primer día, dale un tiempo y esto merma”.

La intensificación de los controles estará vigente durante las próximas tres semanas, según lo dispuso el Gobierno nacional, en paralelo al avance de la campaña de vacunación que comenzó en diciembre pasado contra el coronavirus como medida sanitaria que logre mitigar el impacto de la segunda ola de contagios. //Télam.

Te puede interesar

Más noticias