InicioSociedadTensión y enfrentamientos entre manifestantes y la policía en el Microcentro porteño

Tensión y enfrentamientos entre manifestantes y la policía en el Microcentro porteño

En el lugar trabajan agentes de las distintas fuerzas federales, convocados por el protocolo antipiquetes de Patricia Bullrich

Integrantes de los partidos de izquierda MST y PTS irrumpieron en la intersección de Avenida Belgrano y Diagonal Sur, marchando hacia Plaza de Mayo por la calle, vulnerando el protocolo antipiquetes. La policía, en conjunto con miembros de Gendarmería, intenta forzarlos a circular por la vereda, provocando enfrentamientos. La diputada nacional Vanina Biassi afirmó que están “derrotando el protocolo antipiquetes”, mientras avanzaban junto a Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero.

Otros partidos políticos de izquierda, también parte de la Unidad Piquetera, cortaron la calle de manera similar, frustrando momentáneamente el objetivo del gobierno de evitar cortes de calles.

Desde el departamento policial en Monserrat, el presidente Javier Milei y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, supervisan los eventos.

El secretario de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Kravetz, calificó el balance como positivo durante la manifestación. Destacó la ausencia de cortes de tráfico en la Avenida 9 de Julio y el metrobús, así como la normalidad en el uso de las líneas de subte. No se registraron detenciones durante el fuerte operativo coordinado entre el Ministerio de Seguridad de la Nación y el gobierno porteño.

//   Inflación: consultoras ajustan sus proyecciones a un dígito en abril

Milei supervisa y apoya el operativo

Mientras los manifestantes intentaban desplazarse hacia Plaza de Mayo ocupando calles, el presidente Milei llegó al departamento de policía en Monserrat para reunirse con la ministra Bullrich, expresando así su respaldo al operativo. Este gesto ocurrió en la primera marcha de gran envergadura que enfrenta el gobierno, apenas 10 días después de asumir.

Presencia de fuerzas federales

Sorprendió la aparición de las fuerzas federales, que realizan controles en puntos clave para disuadir a los manifestantes. En la estación Constitución, se desplegaron policías federales, Gendarmería, policías de la Ciudad de Buenos Aires y miembros de Infantería.

El gobierno busca que la protesta se realice sin cortes de calles ni interrupciones del tránsito. Sin embargo, los grupos piqueteros, argumentando el volumen de participantes, anticipan bloqueos en las calles.

La línea 134, destinada a recibir denuncias anónimas de presiones para asistir a la movilización, recibió cerca de 10 mil llamadas, con 660 denuncias relevantes hasta el mediodía.

Te puede interesar

Más noticias