InicioEconomíaRevuelo en el mercado inmobiliario Argentino tras entrar en vigencia el DNU...

Revuelo en el mercado inmobiliario Argentino tras entrar en vigencia el DNU de Milei

Inquilinos e inmobiliarias en disputa: Impacto y tendencias tras la implementación del DNU 70 de Milei

La implementación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70, propuesto por Javier Milei, ha marcado un giro sustancial en el panorama de los alquileres en Argentina al derogar la Ley de Alquileres. Entrando en vigencia el 29 de diciembre del pasado año, este DNU ha generado diversas reacciones entre inquilinos e inmobiliarias, reflejando una notable disparidad de opiniones.

El nuevo marco normativo, que busca la desregulación económica, permite la realización de contratos de alquiler en cualquier moneda, por cualquier plazo, y con ajustes en el valor de los alquileres pactados por las partes. Esto implica la validez de cualquier índice, ya sea público o privado, expresado en la misma moneda acordada para el contrato.

La entrada en vigor del decreto ha generado opiniones encontradas. Por un lado, la agrupación que representa a los inquilinos ha expresado su desacuerdo, presentando una acción de nulidad junto con una medida cautelar para revertir el DNU. En contraste, desde el sector inmobiliario, se ha manifestado un respaldo a la medida, afirmando que la oferta de inmuebles para alquilar ha experimentado un crecimiento en los últimos días.

Un dato relevante es que los contratos firmados antes del 29 de diciembre continúan bajo el régimen de la derogada Ley de Alquileres, mientras que los firmados después se rigen por el nuevo DNU, hasta que la Justicia o el Ejecutivo dispongan lo contrario.

//   Milei: "Con Macri vamos a construir una expresión liberal de cara a 2025"

Con la libertad para negociar, los contratos bajo la nueva normativa presentan diversidad en plazos y fórmulas utilizadas para las actualizaciones. Según un relevamiento de iProfesional, aproximadamente el 50% de los contratos se firma a un año y el otro 50% a dos años, con variaciones en los períodos de ajuste, que pueden ser trimestrales o cuatrimestrales.

El índice utilizado mayoritariamente para la actualización del valor del alquiler es el IPC del INDEC, según información de Jorge Toselli de JT Inmobiliaria. Sin embargo, otros expertos como Daniel Bryn, fundador de Invertire Real Estate, señalan que también se consideran el Índice de Contratos de Locación (ICL) o los sueldos como alternativas.

En cuanto a los requisitos para alquilar bajo la nueva normativa, se solicita un recibo de sueldo en blanco y garantía propietaria o un seguro de caución. Además, al ingresar a un departamento, se debe abonar un mes adelantado y otro como depósito. Estos cambios marcan una transformación significativa en el mercado de alquileres argentino, donde la flexibilidad en los contratos y la diversidad en las formas de ajuste están generando un nuevo escenario para inquilinos y propietarios.

Te puede interesar

Más noticias