20.2 C
Buenos Aires
jueves, junio 13, 2024
InicioPoliciales"Vi un bulto en una habitación y supuse que era un cuerpo",...

“Vi un bulto en una habitación y supuse que era un cuerpo”, escalofriante confesión de Marcela Acuña

La madre de César y esposa de Emerenciano Sena intentó desligarse del hecho. Además, continúa con su huelga de hambre

La exprecandidata a intendenta de Resistencia Marcela Acuña, detenida en la causa por el presunto femicidio de su nuera, Cecilia Strzyzowski (28), declaró hoy ante el equipo de fiscales que investiga el hecho, tras lo cual fue nuevamente trasladada a su lugar de detención, en el Departamento de Violencia Familiar y de Género de la policía chaqueña, donde lleva adelante una huelga de hambre.

Tras permanecer tres horas en la sede fiscal situada en avenida 9 de Julio 236 de Resistencia, Acuña fue sacada a las 13 en una camioneta de la policía provincial, custodiada por otros dos vehículos de la fuerza, que a su vez estaban escoltados por efectivos de a pie, con cascos y escudos. Entre gritos «de asesina» y «prisión perpetua» por parte de vecinos que se acercaron a la fiscalía, la imputada fue llevada de regreso a su celda del Departamento de Violencia Familiar y de Género de la policía provincial, situado junto a la seccional 3ra.

Según versiones periodísticas, la imputada dijo: «Vi un bulto dentro de una de las habitaciones y supuse que era un cuerpo». «Yo no tengo nada que ver con el hecho», agregó la madre de César Sena.

Instantes antes, su abogado, Juan Carlos Saife, dijo a los medios de prensa apostados en el lugar que Acuña sigue en huelga de hambre y que la defensa apunta a demostrar que ni ella ni su marido, Emerenciano Sena, a quien también representa en esta causa, tuvieron que ver con el hecho que se les imputa: el femicidio de Cecilia.

Consultado sobre si solicitó la prisión domiciliaria de la mujer, Saife dijo que no y, al referirse a como está Acuña de ánimo, expresó: «Bien no puede estar de ánimo, imagínese con la situación nadie puede estar tranquila o bien de ánimo».

La exprecandidata a intendenta de Resistencia pidió declarar ante el Equipo Fiscal Especial (EFE), por lo que esta mañana, minutos después de las 10, fue conducida a la sede judicial.

Tanto a ella, como a su esposo y a su hijo, César Sena (19), marido de Cecilia, se les imputa el delito de «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas en calidad de coautor», aunque al menor de ellos se le suma el agravante del «vínculo y por haberse realizado en un contexto de violencia de género (femicidio)». En la misma causa están detenidos como presuntos partícipes de ese hecho otros cuatro acusados vinculados a los Sena.

Ayer, pidió declarar por primera vez ante los fiscales para poder decir «su verdad» Emerenciano Sena, quien aseguró ser «inocente» y «ajeno a los hechos que se investigan». En tanto, también ayer y a instancias de los dichos de otro de los imputados detenido, Gustavo Obregón, los investigadores hallaron nuevos restos óseos triturados y un dije en forma de cruz -similar al que usaba Cecilia- en el interior de una bolsa hallada en el lecho del río Tragadero, lindero a la chanchería de la familia Sena.

La clave para llegar al lugar fue la declaración que Obregón dio ante los fiscales Jorge Cáceres Olivera, Jorge Gómez y Nelia Velásquez, en lo que algunos lo interpretaron como el quiebre del «pacto de silencio» que mantenían los sospechosos.

Obregón es el marido de Fabiana González (también detenida por el caso), asistente personal del matrimonio de Emerenciano Sena y Acuña, declaró que arrojó bolsas en el lecho del río Tragadero a pedido de Sena, pero que nunca supo el contenido, dijeron las fuentes.

Los restos óseos hallados, que aparentemente estaban triturados, fueron enviados al Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF) del Chaco, mientras que el dije y otros elementos también fueron remitidos a pericias previo a ser exhibidos a la familia de Cecilia.

Strzyzowski fue vista por última vez el día viernes 2 de junio de 2023, a las 9.16, cuando ingresaba al domicilio ubicado en Santa María de Oro 1460, de la ciudad de Resistencia. perteneciente a la familia Sena.

Para los fiscales, Sena padre, Acuña, su hijo César, González y Obregón, tuvieron un rol directo en la desaparición de la joven, ya que para ellos todos estuvieron en la casa de Santa María de Oro, donde sospechan que ocurrió un ataque vinculado a una discusión por dinero en el marco del divorcio que encaraban el menor de los Sena y Cecilia.

Te puede interesar

Más noticias