22.2 C
Buenos Aires
jueves, febrero 18, 2021
Inicio Mundo "Excluiremos enfermos con más riesgo de morir": el cruel 'paréntesis' madrileño

“Excluiremos enfermos con más riesgo de morir”: el cruel ‘paréntesis’ madrileño

Video inédito: a 48 horas del colapso sanitario, así anunciaban la necesidad de seleccionar pacientes en el Hospital de Parla


Un instructor del hospital Infanta Cristina de Parla advierte a los médicos internistas de que al ritmo que avanzaban los ingresos en los hospitales de la Comunidad de Madrid, la región iba a entrar en 48 horas en un colapso de sus UCI. Les revela que el rechazo a personas mayores les va a venir impuesto por las autoridades sanitarias y que el único margen que les queda para salvar esas vidas es ser más estrictos con los ingresos de enfermos jóvenes con buen pronóstico.

El vídeo fue grabado en el hospital Infanta Cristina de Parla, al sur de la capital, como parte de una sesión preparatoria para un escenario inminente de colapso hospitalario, según ha podido averiguar el portal de noticias español EL PAÍS. Un fragmento había circulado por redes sociales desde finales de marzo sin que fuera conocido su origen o su veracidad.

Un portavoz del hospital dice que la sesión tuvo lugar en la segunda o tercera semana de ese mes para preparar al equipo en un momento crítico. El taller de 19 minutos fue grabado para que los compañeros de guardia pudieran conocer una información considerada como “muy importante”.

“Si queremos salvar a nuestros ancianos tendremos que asumir de alguna forma… arriesgar a que un paciente joven, que si empeora nadie le va a denegar una cama de UCI, esté en su casa”, dice el instructor. A continuación le pide a su equipo consensuar una serie de criterios para identificar a enfermos jóvenes a los que se enviaría a sus domicilios.

“Es posible que en las próximas semanas a un paciente de x edad se le deniegue el ingreso hospitalario porque necesitemos la cama para otro paciente que se beneficie más de ello. Esto es un trauma. Vamos a denegar la cama a los pacientes que más riesgo de morir tienen pero necesitamos reservarla para los que más años de vida podemos salvar”, añade.

El portavoz del hospital asegura que el hospital nunca rechazó enfermos por su edad avanzada. “No se ha negado a nadie un tratamiento si era lo más adecuado”, enfatizó. Pero hijos de mayores en residencias del municipio de Parla han denunciado a este periódico que sus padres murieron por falta de asistencia hospitalaria.

El padre de Julia Mirón falleció el 5 de abril por la covid-19 después de días en estado grave en la residencia del grupo Vitalia en Parla. “Durante todo el tiempo que estuvo enfermo en ningún momento la dirección del centro ni Sanidad de Madrid llevaron a mi padre al hospital, donde tal vez hubiera habido una posibilidad de salvar a una persona, por mucho que fuera una persona de 87 años”, denuncia Mirón.

El vídeo refuerza la credibilidad de las familias madrileñas que denuncian que sus mayores murieron sin asistencia médica durante el peor mes de la pandemia, entre mediados de marzo y mediados de abril. Más de 400 hijos y nietos se han sumado a las querellas contra la Comunidad de Madrid y varias residencias por haber denegado el auxilio a los fallecidos. En las residencias madrileñas han muerto por covid-19 casi 6.000 personas.

La sesión tuvo lugar en un momento crítico para los hospitales madrileños, cuando quedaban 400 camas de UCI libres de 1.000 disponibles y el ritmo de ingresos en esas salas era de 133 al día, según dice el instructor. (La Comunidad amplió más tarde esas camas que llegaron a 1.528 a principios de abril). Los enfermos se acumulaban en pasillos, tumbados en colchonetas o sentados en sillas, y faltaban recursos básicos. Los sanitarios madrileños se protegían con bolsas de basura y los pacientes usaban máscaras de buceo de Decathlon.

Te puede interesar

últimas noticias