24.5 C
Buenos Aires
jueves, abril 8, 2021
InicioDestacadosLa mamá de M se fugó de un centro de adictos

La mamá de M se fugó de un centro de adictos

Estela habría vuelto a su carpa de villa Cildáñez. La nena está al cuidado de su tía y su abuela, a quienes se les dio la tenencia legal

La mamá de M -la nena que fue secuestrada por 3 días en marzo último y que tuvo al país en vilo hasta su aparición sana y salva en Luján- se fugó en las últimas horas de un centro de adictos, al cual había ingresado hace poco, para volver a su carpa de villa Cildañez, según publicó Infobae.

En tanto, la pequeña está al resguardo de su abuela y su tía, quienes tienen la tenencia legal desde su aparición.

Estela, la madre de la menor, había confesado en Crónica TV su adicción a las drogas, especialmente a la pasta base. En aquella ocasión aseguro que “es un pasatiempo” pero que lo estaba dejando de a poco, luego de pasar de consumir 50 bolsas a 1.

En Semana Santa, la mujer había aceptado internarse de forma voluntaria -tras dialogar con un equipo especializado de la Dirección General de Adicciones del Ministerio de Desarrollo porteño– en un centro de adictos de San Miguel, pero en la tarde de este miércoles escapó del lugar para volver a su humilde locación: una carpa instalada en villa Cildañez.

La paciente abandonó el establecimiento tras una presunta discusión con pares y tomó un colectivo con dirección a Morón, según indicó Infobae. Desde el centro señalaron que “no pudieron retenerla” y que además no posee celular, ya que el mismo fue entregado a su hermana.

//   L-Gante citado por la Justicia tras tocar en la fiesta clandestina de Vélez

Su adicción a la pasta base

La mujer contó hace algunas semanas que consume pasta base hace 25 años como “un pasatiempo” y que “no la lleva a ningún lado”. Además, aseguró que intentó dejarla en varias ocasiones pero que nunca pudo.

//   Especialistas apoyan las restricciones nocturnas y llaman a un mayor control

En diálogo con Gastón Pauls en el programa “Seres libres”, que se emite por Crónica, la mujer aseguró que todas las veces que intentó dejar las drogas sintió calores en el cuerpo. “No se puede dejar de golpe o me enfermo. Pasé de tomar 50 bolsas a tomar 1”, explicó.

“Para mí es un pasatiempo, me pega distinto. No voy a la pasta base para volverme loca, voy al contenido para estar bien”, comentó la madre de M., quien también había dicho en ese entonces que “no pide ayuda” porque tiene a su hija. “Tengo bastante fuerza con mi hija. Ahí sí, si me falta mi hija, me faltaría todo. Necesito fuerzas para salir adelante”, afirmó en aquella ocasión.

Te puede interesar

Más noticias