InicioDestacadosEncuentran muerto en su celda a pastor que hizo vivir un calvario...

Encuentran muerto en su celda a pastor que hizo vivir un calvario a sus hijas

Estaba preso en la Cárcel de Santa Felicia, en el norte de la provincia de Santa Fe, desde el mes de abril cuando fue imputado

Miguel Ángel Torres, un pastor de 54 años estaba con prisión preventiva en la cárcel de Santa Felicia desde el 21 de abril de este año. Había sido imputado de varios delitos contra sus propias hijas. Lo investigaban por coacciones reiteradas, privación ilegítima de la libertad agravada por el contexto de violencia de género, lesiones leves agravadas por el vínculo y la violencia de género, abandono de persona incapaz, privación ilegítima de la libertad, desobediencia a un mandato judicial y amenazas.

El primero de los hechos ocurrió entre noviembre y diciembre de 2018. El hombre amenazaba a sus cinco hijas con “males inminentes, graves y dependientes de su propia actividad, para lograr que estas toleraran o hicieran cosas o actividades que no querían, entre ellas concurrir a un determinado culto“, donde él pertenecía y era pastor. Esta es la Asociación Civil “Asamblea de Dios en Misiones”, “obligarlas a dejar la escuela y a no estudiar, impedirles usar ropa de moda o pantalones, obligándolas a usar faldas, impedirles que trabajen, tener amistades o recibir visitas en el domicilio de sus amistades o familiares, echando o amenazando con echar si iban al domicilio. Amenazarlas con sacarles o tratar de sacarles los celulares para incomunicarlas con terceros, con golpearlas, prohibirles comer y que los demás integrantes de la familia les lleven alimentos a la hija castigada y presionarlas para que no denunciaran los malos tratos sufridos”, remarca el fiscal Aldo Gerosa que investigaba el caso.

“El 27 de diciembre de 2020 cuando se encontraban las mujeres en la parte de arriba de la casa, comenzó a insultarlas, pegarle a una de ellas y sacarles los teléfonos celulares y les prohibió la comida, en tanto que a otra hija la amenazó diciendo que si les llevaba comida le iba a ‘cortar las manos'”, siguió.

Un segundo hecho imputado ocurre más o menos en la misma fecha y hace referencia a la privación ilegítima de la libertad de las cinco hijas y de su esposa. “Cerraba por las noches, en reiteradas oportunidades, con llave la puerta de las habitaciones donde estaban las niñas, escondiendo las llaves y no dejando salir a las mujeres. Asimismo quitarle los celulares o amenazarlas con que les va a cortar internet para que no se comunicaran con otras personas, impedirles salir del domicilio para concurrir a la escuela, buscar trabajo, divertirse o socializar, impedirles visitar familiares, cercenando la libertad ambulatoria, existencial y de elección de las mujeres”, siguió Gerosa.

El tercero de los hechos imputados hace referencia a un ataque “con una correa de un bombeador a tres de sus hijas produciéndole lesiones en brazos, piernas, rodillas y rostros” y las chicas sacaron fotos con los celulares que luego el pastor les sacó. Esto ocurrió en septiembre de 2020.

El cuarto hecho es un maltrato violento contra otro de sus hijos, Luis Miguel Ángel Torres, fallecido el 21 de marzo de 2013, “abandonándolo a su suerte al menor y poniendo en peligro la vida o la salud, pese a que debía mantenerlo o cuidarlo, sometiéndolo a mala, insuficiente o incluso a veces nula alimentación, produciendo un cuadro severo de desnutrición. No haberlo hecho tratar médicamente en forma adecuada para que se recuperara del cuadro y no siguiendo las indicaciones profesionales médicas al respecto. Haberlo obligado a excesivo trabajo físico para su edad y estado de salud en una obra en construcción, propinarle frecuentes golpes, insultos y humillaciones, no hacer tratar debidamente los problemas psicológicos y psiquiátricos que el joven mostraba con s conducta bajo excusa de que eran problemas “espirituales” y “que no estaba enfermo con lo que le impedía recibir o no le suministraba la medicación recetada por médicos. En esas circunstancias, el joven manifestaba que se quería suicidar por el maltrato que recibía y el estado de su salud, llegando en ciertas ocasiones a dejarlo afuera en el patio, tirado en el pasto, toda la noche, sin permitirle ingresar al domicilio familiar, mientras el joven pedía auxilio, sin haberlo asistido ni cuidado”.

//   El City campeón de la Premier League por cuarta vez consecutiva

El 24 de febrero desobedeció un mandato judicial de exclusión del hogar en la vivienda de barrio Belgrano de la ciudad de Reconquista donde además tenía “prohibición de acercamiento y comunicación con las víctimas que son sus hijas y su esposa y haberlas echado a todas las mujeres, excepto a su esposa a la que somete con violencia y amenazas, quedándose en el domicilio del que se le había ordenado salir y no regresar, pese a la notificación de la medida en debida forma”. Incluso “haciendo firmar poco después con una abogada de su confianza, bajo coacción o temor, a su esposa un escrito judicial o similar para presentar en alguna causa judicial”.

Además el 26 de febrero de 2021 amenazó a sus hijas y a sus yernos “que iban a tener un accidente, que iban a perder una pierna o un brazo o se iban a morir en un accidente de tránsito si no se retiraban de la casa donde vivían y de la que había sido excluído por sentencia judicial y a la cual regresó ilegítimamente. Luego de ello, en la noche entre el 26 y 27 de febrero a la mañana desajustó la rueda de una moto que utilizaban sus hijas. Además desajusto los frenos del vehículo, lo que provocó que cuando circulaban por la Ruta Nacional Nº 11, desde Avellaneda a Reconquista para ir a efectuar la denuncia por los hechos que sufrían se produce un desperfecto en el funcionamiento de la moto que las puso en riesgo de chocar contra un camión, ocasionando temor en las víctimas”.

Finalmente, el último de los delitos imputados ocurrió el 4 de enero de 2021 cuando el novio de una de sus hijas y personal de la Comisaría Segunda fueron al domicilio que ocupara la mujer y donde vivían sus padres y hermana menor de edad, en barrio Belgrano para retirar las pertenencias “sale Torres y su mujer y en ese momento empiezan a conversar. Al presentarse el novio y decir que necesitaban retirar los elementos necesarios como ropa, etc. de las chicas se negó rotundamente e intenta forzar a la hija a ingresar a la vivienda. Incluso estando la policía presenta atacó a su yerno por la espalda dándole golpes en la nuca, tirándolo al suelo y lo comenzó a estrangular con sus manos en el cuello. En ese momento reaccionan los policías y logran aprehenderlo, quedando el yerno con lesiones en la pierna, rodilla, codo izquierdo y boca”, finalizó el fiscal.

En la mañana de este miércoles 14 de julio, cuando se realizaba la recorrida por las celdas de la cárcel de Santa Felicia ven al hombre que estaba colgado con una sábana. Cuando los policías entraron a la celda ya estaba sin vida y no había nada por hacer.

Te puede interesar

Más noticias