InicioMundoEuropa y América Latina: una nueva agenda llena de dudas

Europa y América Latina: una nueva agenda llena de dudas

Bruselas lanza una nueva estrategia para revitalizar su relación con América Latina y el Caribe. Sin embargo, hay muchas zonas oscuras que generan dudas entre distintos actores

En un esfuerzo por fortalecer los lazos con América Latina y el Caribe, la Unión Europea (UE) ha lanzado esta semana una nueva estrategia que se centra en modernos tratados comerciales, inversiones para la transformación verde y digital, y un mayor diálogo entre ambas regiones. El objetivo principal de esta iniciativa es asegurar el suministro de materias primas que Europa necesita y fomentar un enfoque integral que promueva el mejoramiento del marco regulatorio de las empresas y brinde educación y capacitación a los ciudadanos.

Juta Urpilainen, comisaria europea de Asociaciones Internacionales, explicó en una rueda de prensa que la estrategia busca abordar diferentes aspectos para fortalecer los lazos entre la UE y América Latina. Además, se encuentran en preparación memorandos de entendimiento con países clave como Chile y Argentina, que son importantes proveedores de materias primas.

No obstante, la sociedad civil plantea algunas preocupaciones en relación a la nueva estrategia. Marta Ibero, directora ejecutiva de la Red EU-LAT, una plataforma conformada por 40 organizaciones de la sociedad civil de doce países europeos, destaca la importancia de regular a las empresas mediante la “debida diligencia” y desarrollar mecanismos internos más sólidos en los acuerdos comerciales para evaluar los impactos en la sostenibilidad. Ibero también cuestiona los mecanismos para denunciar y sancionar en caso de incumplimiento.

La propuesta de la Comisión Europea incluye no solo la cooperación en seguridad, sino también en desarrollo humano, salud y educación, lo cual genera expectativas sobre si realmente son nuevas estas propuestas. Según la representante de la Red EU-LAT, hay novedades en temas como las transiciones, pero destaca la importancia de abordar la desigualdad como eje central de la relación entre Europa y América Latina y el Caribe. Además, se plantea la necesidad de involucrar a la sociedad civil en la toma de decisiones y evaluar el impacto de las inversiones.

Otro aspecto relevante que se aborda en la estrategia es la situación de la criminalidad en América Latina y el Caribe. La crisis económica derivada de la pandemia, la brecha social, la inestabilidad política y el crimen organizado representan desafíos adicionales en la región. Josep Borrell, Alto Representante de Política Exterior y Seguridad de la UE, destacó los esfuerzos de cooperación en el control de aduanas, la capacitación policial y de justicia para abordar estos problemas. Sin embargo, Marta Ibero plantea la necesidad de revisar los fondos y las ayudas destinadas a la cooperación, para asegurarse de que no estén vinculados a actores o entidades que violen los derechos humanos o participen en actividades ilícitas.

//   "No quería ofender a nadie": el papa Francisco se disculpó por haber dicho que "hay demasiada mariconería" en la Iglesia

En última instancia, para renovar la asociación con América Latina y el Caribe, la UE debe evitar repetir patrones que han ampliado la brecha entre ricos y pobres o han contribuido a la destrucción de la Amazonía.

Hernán Sáenz, coordinador de Oxfam, comenta la importancia de escuchar las necesidades de la gente para lograr una asociación exitosa entre la UE y América Latina y el Caribe. Destaca que es fundamental evitar la ampliación de la brecha entre ricos y pobres, así como preservar el medio ambiente y abordar la cultura de privilegios arraigada en algunas regiones.

La nueva estrategia de la UE busca promover una asociación vibrante y centrada en las personas, intensificando los programas existentes en movilidad estudiantil y científica, y fortaleciendo las redes de la sociedad civil y su protección.

Marta Ibero, de la Red EU-LAT, también subraya la importancia de abordar el cierre de espacios para defensores de derechos humanos y periodistas, tanto en América Latina como en Europa. Se plantea la necesidad de garantizar que los fondos destinados a la protección y promoción de valores estén vinculados a las inversiones de Global Gateway y sean asignados a actores locales, lo cual representaría una innovación en la estrategia de la UE.

En resumen, la nueva estrategia de la UE busca revitalizar los nexos con América Latina y el Caribe a través de tratados comerciales modernos, inversiones en transformación verde y digital, y un mayor diálogo. Sin embargo, la sociedad civil plantea interrogantes sobre la regulación de las empresas, los mecanismos de rendición de cuentas, el abordaje de la desigualdad y la inclusión de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones. También se destaca la importancia de abordar la criminalidad y el cierre de espacios para defensores de derechos humanos y periodistas. Escuchar las necesidades de la gente y garantizar la protección de los valores fundamentales son aspectos clave para lograr una asociación exitosa entre ambas regiones.

Te puede interesar

Más noticias