12.9 C
Buenos Aires
martes, julio 23, 2024
InicioMundoPapa Francisco: "Estoy vivo, tengo una bronquitis muy aguda e infecciosa"

Papa Francisco: “Estoy vivo, tengo una bronquitis muy aguda e infecciosa”

El Pontífice precisó que ya no tiene fiebre pero sigue tomando antibióticos

El Papa Francisco habló sobre su estado de salud, que quedó bajo la lupa tras la noticia de una gripe e inflamación de las vías respiratorias que lo afectó en los últimos días y lo obligó a cancelar el viaje apostólico a Dubai, debiendo posponer además varias actividades de su agenda semanal.

“Todavía estoy vivo”, bromeó el Pontífice, a pocos días de cumplir 87 años, añadiendo que padece “una bronquitis muy aguda e infecciosa y gracias a Dios no fue una neumonía”.

Bergoglio precisó también que ya no tiene fiebre “pero sigo tomando antibióticos”.

Cancelación Viaje Apostólico

Francisco suspendió el viaje de tres días que iba a hacer a Dubai para participar de la cumbre climática COP28, tema muy sensible y de gran importancia para el Papa.

La cancelación fue por pedido explicito de los médicos, luego de la inflamación pulmonar que tuvo el fin de semana pasado, para no exponerlo a los cambios tan abruptos de temperatura, ya que se pasa del invierno al verano.

//   Trump remató a Biden tras su declinación: "No era apto y nunca lo fue"

El Papa explicó que “allí hace mucho calor y pasas de la calefacción al aire acondicionado y con esta situación bronquial no conviene”.

Hablando en general sobre la sanidad, durante una audiencia con los participantes en el seminario sobre “Ética en la gestión sanitaria”, el Papa Francisco subrayó que “la salud mal cuidada da paso a la fragilidad. Me gusta mucho la medicina preventiva, porque previene antes de que lleguen los acontecimientos”, comentó con tono muy pausado en sintonía con el pensamiento de Hipócrates, el médico griego considerado el padre de la medicina científica, quien sostenía que “la mejor medicina es enseñar a no necesitarla”.

Luego Francisco habló de la necesidad de velar por el bienestar de la persona y “no buscar sólo soluciones médicas o farmacológicas”.

El Pontífice concluyó delante de los expertos en salud: “Disculpen que no puedo hablar más, es que no tengo más fuerzas”, refiriéndose al problema de salud que lo aqueja.

Te puede interesar

Más noticias