14.8 C
Buenos Aires
martes, junio 18, 2024
InicioDestacadosEl calvario de una mujer que pasó 12 años presa por un...

El calvario de una mujer que pasó 12 años presa por un crimen que no cometió

Fue erróneamente señalada como la autora material del homicidio de su esposo. Una revisión de la causa determinó que es inocente

María Gauna y su esposo Omar Bartorelli

Omar Bartorelli, productor agropecuario santafesino de 44 años, fue encontrado asesinado de ocho puñaladas en su casa de Arequito en febrero de 2005. A su lado estaba su esposa, herida pero con vida, quien fue detenida y luego condenada por el crimen.

María Gauna siempre se declaró inocente y lo sostuvo hasta el día que, gracias a una revisión de las pruebas, los pesquisas confirmaron que por las heridas que llevaba en su mano hábil resultaba prácticamente imposible que se las hubiera provocado ella misma y revalidaron la hipótesis de la presencia de un tercero, la cual había sido descartada en un principio.

El hecho por el que injustamente Gauna paso doce años tras las rejas ocurrió el domingo 6 de febrero de 2005 en Victor Monetta al 1105, en esa localidad santafesina. Luego de 3 años detenida a disposición de la Justicia, la sentencia se dictó en 2008: María fue considerada responsable del delito de “homicidio doblemente calificado” y condenada a prisión perpetua.

Sin un motivo evidente que la señalara como posible asesina, la acusada siempre insistió en que había habido una tercera persona en la escena del crimen. Siempre sostuvo su inocencia, pero los magistrados descartaron la presencia de un agresor ajeno al matrimonio.

La defensa apeló la sentencia por considerar que no había motivos para que la acusada matara a su marido y tampoco pruebas que la incriminaran. Y el 27 de diciembre de 2016 la Corte Suprema de Justicia hizo lugar al pedido: la mujer tenía razón.

//   Ganancias y Bienes Personales: puntos clave para avanzar en un acuerdo con los bloques dialoguistas
María Gauna hoy

La condena se revirtió gracias a un recurso de revisión presentado por el abogado Hernán Augusto Martínez. El estudio afirma que en su mano izquierda, María tiene cortados los tendones y flexores y por ser diestra, resulta imposible haberse provocado las lesiones por las cuales aún lleva cicatrices en su mano derecha.

Este miércoles, el abogado Martínez, quien lleva adelante la defensa de la víctima, contó en Radio Casilda que el calvario de la mujer continúa. Perdió todo y ahora buscan que ella pueda volver a su domicilio arequitense, recuperar sus pertenencias, y, por otro lado, que la reconozcan como heredera de su marido.

El letrado denunció que la Justicia extravió un expediente: “Como todo procedimiento judicial se hace un inventario justamente de lo que encuentren en el lugar y queda en un depósito judicial. El expediente desapareció, no se encuentra el original al día de hoy. Denunciamos y pedimos la responsabilidad del depositario judicial”.

Según detalló, reclaman: “La entrega de los bienes y el reconocimiento de ella como heredera de su marido”, ya que luego de los hechos, desde la familia del fallecido concretaron una acción  “en la cual se la excluyó de la herencia” por lo que hay “una doble reclamación”, aseguró.

Hoy María Gauna es docente en la provincia de CorrientesNunca pudo volver a su domicilio y decidió por cuestiones personales irse a la casa de unos familiares.

Te puede interesar

Más noticias