32.8 C
Buenos Aires
miércoles, diciembre 7, 2022
InicioPolicialesFue a la panadería de su ex, la mató de dos tiros...

Fue a la panadería de su ex, la mató de dos tiros y se suicidó

La mujer se encontraba trabajando cuando fue agredida por el femicida, de quien se había separado hacía un mes. Ocurrió en Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero

Tras el brutal femicidio de Campana, un nuevo crimen machista conmociona a la provincia de Buenos Aires: una mujer fue asesinada este martes por su ex pareja cuando trabajaba en una panadería de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero. El femicida, tras acribillar de dos balazos a la víctima, se auto disparó un tiro en la sien y resultó muerto, informaron fuentes policiales.

Todo ocurrió cerca de las 6.20 en un comercio ubicado en la calle Morganti al 9200, casi esquina Florida, cuando el hombre llegó en un vehículo, se bajó e increpó a la mujer con la que se había separado hacía un mes.

La mujer fue identificada como Verónica Esther Villalba, madre de una joven de 24 años, mientras que el agresor resultó ser Hugo Antonio Marchi, indicaron voceros de la Bonaerense.

Dentro de la escena del crimen, el agresor insultó y corrió a su víctima hasta que la alcanzó, la ejecutó de dos balazos e inmediatamente se quitó la vida.

Una cámara de seguridad registró cuando el hombre, de oficio vidriero, llegó al lugar en un vehículo y se bajó muy alterado.

Un testigo del femicidio, compañero de Verónica, fue hasta una Parada Segura ubicada en cercanías del comercio en donde se desencadenó el sangriento episodio, precisamente en la esquina de Gabino Ezeiza y Morganti, desde la cual dio aviso al 911.

El alerta fue recepcionado por los sistemas de seguridad y rápidamente llegaron efectivos policiales del Comando de Patrullas a la escena, donde hallaron a Verónica muerta con al menos dos heridas de arma de fuego -una en la cabeza y otra en el tórax- y al agresor en el piso con un disparo en la cabeza, también fallecido.

Según lo trascendido, Verónica se encontraba separada hacía un mes del violento, tras una convivencia de nueve años, y hacía un largo tiempo que les contaba a sus compañeras y amigas que era víctima de amenazas y agresiones.

El distanciamiento vino acompañado de celos, acoso y violencia. “Él era muy celoso y la acosaba con mensajes al celular, los que ella ni contestaba. Ella ya no quería volver con él”, contó una compañera de la víctima y añadió: “Verónica me contaba que él ejercía violencia verbal sobre ella”.

En el hecho tomó intervención la UFI N° 6 del departamento judicial de San Martín, a cargo de Marcela Costa.

Te puede interesar

Más noticias